domingo, 10 de junio de 2012

Francia en plena votación para elegir 577 parlamentarios. Hollande aspira la mayoría absoluta

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Elecciones Legislativas FRancia - FRance 24

Francia se encuentra en plena votación para elegir a 577 diputados a la Asamblea Nacional. Se espera que asista un 62% de los votantes. Se presentan 6.591 candidatos. Francois Hollande pretende obtener una mayoría absoluta, para lo cual parecería que tiene bastantes posibilidades.

Las votaciones de hoy son una primera vuelta. Esto es, los diputados que hoy alcancen individualmente una mayoría evidente, no se presentarán a la segunda vuelta que será el próximo domingo. Pero aquellos que no obtuvieron dicha mayoría deberán presentarse al segundo turno, siempre y cuando hayan obtenido hoy como mínimo 12,5 % de los votos.

Reporte de El Mundo.es

Los colegios electorales galos abrieron sus puertas para que los franceses puedan elegir a los diputados de la Asamblea Nacional en la primera vuelta de unos comicios trascendentales que deberían servir de respaldo al proyecto político del presidente socialista François Hollande.

Desde 2007, la cámara baja se renueva cada cinco años, igual que la Presidencia de la República. Por medio de esta votación no sólo se recompone el parlamento, sino que se confirma la política del ejecutivo o se reclama la alternancia política.

Al mediodía, la participación alcanzó el 21,6%, según las cifras comunicadas por el Ministerio del Interior. Ese índice de participación es ligeramente inferior al 22,56% de participación que, a la misma hora, se registró en la primera ronda de las legislativas precedentes, en 2007.

Madrugadores

El presidente, François Hollande, ya ha acudido a votar a su centro electoral en Tulle, en Correze. Haciendo gala de su «presidencia normal» y cercana, el político se paró a hablar con unos y con otros antes de depositar su papeleta. Después, también dentro de la tradición hollandista, hizo una ronda por todas las mesas de votación para saludar a todos los presentes, periodistas incluidos, antes de marcharse.

Menos solicitado, Nicolas Sarkozy votó un poco antes de mediodía en un colegio del primer distrito de París. El ex presidente acudió al centro con su mujer, Carla Bruni, y aunque el político sí congregó a algunos curiosos, su presencia esta vez no despertó el interés que hace un mes, cuando se disputaba la Presidencia con Hollande.

También han ejercido ya el derecho al sufragio algunos ministros. El de Exteriores, Laurent Fabius, ha votado en la circunscripción de Grand-Quevilly, el de Economía, Pierre Moscovici, lo ha hecho en Doubs, y Marie-Arlette Carlotti, ministra delegada para las personas con discapacidad, lo hizo en Marsella.

También han ejercido ya el derecho al sufragio algunos ministros. El de Exteriores, Laurent Fabius, ha votado en la circunscripción de Grand-Quevilly, el de Economía, Pierre Moscovici, lo ha hecho en Doubs, y Marie-Arlette Carlotti, ministra delegada para las personas con discapacidad, lo hizo en Marsella. La ultraderechista Marine Le Pen también ha votado en Henin-Béaumont, donde se disputa el escaño con el líder del Frente de Izquierda, Jean Luc Mélenchon.

¿Por qué son importantes estos comicios?

Una victoria socialista le daría a Hollande esa mayoría parlamentaria absoluta o simple que solicitó a sus conciudadanos el pasado 22 de mayo, nada más resultar elegido, para cumplir su promesa electoral de cambiar radicalmente la sociedad francesa. Dicho triunfo le permitiría dirigir el país con tranquilidad durante el próximo quinquenio, toda vez que el Senado, los gobiernos regionales y el Elíseo (claro) ya son de izquierdas.

¿Cuáles son las reglas del sufragio y qué novedades aporta respecto a 2007?

Cualquiera puede presentarse a diputado, siempre que su programa respete las reglas del juego democrático y se cumplan los requisitos burocráticos de inscripción. No se compite con listas cerradas provinciales, como en España, sino con candidaturas individuales más un suplente ligadas a una circunscripción geográfica determinada. Esto permite, teóricamente, que el votante sepa mejor a quién vota e implica igualmente que el parlamentario privilegie en sus decisiones el bienestar de sus electores sobre los designios del líder de su partido. La novedad respeto a la edición anterior es que se han reestructurado gran parte de las circunscripciones para reservar 11 escaños a los franceses que viven en el extranjero.

¿Quién se presenta?

6.591 candidatos se postulan para ocupar los 577 escaños del Palais Bourbon, lo que da una media de 11,4 aspirantes por sillón. De estos 6.591 contendientes, que no alcanzan los 7.639 que hubo en 2007 ni los 8.444 de 2002, tan sólo el 40% son mujeres, a pesar de que la ley electoral exige la paridad en el global de cada partido. De las principales formaciones, sólo el PS, Europa Ecología-Verdes, la Agrupación Azul Marine y Arriba la República respetan esta norma, mientras que la Unión por un Movimiento Democrático o el Modem tiene cuotas muy bajas de candidatas. Por ello les será impuesta una sanción económica, proporcional a la brecha entre ambos sexos, que el Estado se encarga de retener de las subvenciones a los partidos.

¿Cuál es el perfil de los candidatos?

Entre los 6.591 aspirantes hay desde militantes de partidos mayoritarios hasta renegados o expulsados de los mismos, independientes e incluso una retahíla de freakies: la exhuberante actriz porno Cécile Bara (Movimiento Ateo y Libertino), el humorista Dieudonné (Partido Antisionista), el hombre del tiempo Patrice Devret (Partido Radical), el abanderado de la apropiación cultural Alex Atlani (Partido Pirata), la stripteuse Cindy Lee (Partido del Placer) o el duque de Anjou, Charles-Philippe d’Orléans, pretendiente al trono de Francia.

Entre todos ellos, destacan además profesionales del sufragio como François Bayrou (Modem), Marine Le Pen (Agrupación Azul Marine), Jean-Luc Mélenchon (Frente e Izquierdas), Nathalie Arthaud (Lucha Obrera), Nicolas Dupont-Aignan (Arriba la República) y Philippe Poutou (Nuevo Partido Anticapitalista), que ya concurrieron y perdieron en el anterior plebiscito presidencial de abril-mayo y está vez se vuelven a presentar aún siendo conscientes de que casi todos volverán a perder.

¿Quién logrará pasar a la segunda vuelta del 17 de junio?

Aquellos candidatos que obtengan una mayoría absoluta en las urnas ganan su escaño sin necesidad de reválida. Para los demás, hay que haber sacado al menos un 12,5% de los votos para acceder a la eliminatoria decisiva. Este corte permite reducir drásticamente el número de finalistas a dos o tres y facilita la elección en circunscripciones como la octava de París, donde hay nada menos que 23 postulantes.

¿Por qué concurren aspirantes sin la menor oportunidad de ganar?

La primera ronda de las legislativas galas sirve para organizar la financiación pública de los partidos políticos, que reciben 1,60 euros por cada papeleta cosechada en dicha etapa. De este modo, en 2007 la UMP se llevó 30,1 millones de euros del Estado, el PS recibió 22,9, el Modem se consoló con 3,6 y los ecologistas y el Frente Nacional con 1,9 y 1,8 respectivamente.

¿En qué situación llega el Partido Socialista?

Bastante unido y confiado después del triunfo en los comicios al Elíseo. Toda vez que la primera secretaria Martine Aubry ha anunciado que no intentará revalidad su mandato en el próximo congreso interno de octubre, no se detectan luchas internas y las energías están concentradas en obtener la preciada mayoría presidencialista. Además, el último sondeo de Ipsos le da un 31,5% de votos y una encuesta de Opinion Way sugiere que podrían lograr entre 290 y 320 diputados en una cámara baja compuesta de 577 escaños.

Únicos puntos de tensión: el pacto previo con Europa Ecología-Los Verdes para no hacerse la competencia en algunas demarcaciones ha dejado sin plataforma electoral a algunos dirigentes socialistas locales, una cincuentena de los cuales se han rebelado contra esta disciplina de partido y se presentan como independientes-disidentes. El ejemplo más notable: Anne Mansouret, vicepresidenta regional del Eure y madre de la periodista Tristane Banon, que en 2011 acusó de intento de violación a DSK.

¿Por qué se dice que los ministros de Hollande se la juegan?

Todo miembro del gabinete que pierda una elección tendrá que dimitir de su cargo, de acuerdo a la tradición republicana, al haber perdido la confianza del electorado, reza la Carta Deontológica firmada por los 34 ministros de Hollande-Ayrault el día en que tomaron posesión. A pesar del riesgo, 24 integrantes del ejecutivo y el propio jefe del gobierno se han apuntado al concurso. Y no todos lo tienen fácil. Pero aún así se presentan porque el PS necesita caras populares para alcanzar la mayoría que le permita gobernar. Aquellos que ganen, por cierto, se han comprometido a ceder los escaños a sus suplentes, cumpliendo con la nueva norma de no acumulación de cargos públicos.

¿Cómo afronta esta elección la derecha?

Los conservadores no han ganado unas elecciones desde 2008 y su campeón de las últimas noches de gloria ha tirado la toalla. La retirada de Nicolas Sarkozy, tras su derrota en los comicios presidenciales, ha dejado a la UMP y sus socios sin timonel para las legislativas. Manteneos juntos, recomendó el día de su adiós a sus lugartenientes.

Pero estos no logran enterrar las viejas rencillas ni retener sus ambiciones. Mientras que el veterano Alain Juppé ha preferido rechazar este nuevo lance parlamentario para concentrarse en su alcaldía de Burdeos, el secretario general Jean François Copé y el ex primer ministro François Fillon han evidenciado su divorcio hasta el punto de intercambiar insultos y acusaciones. Los institutos de opinión les auguran un alto número de votos en la primera manga (34,5%), pero escaños muy limitados en la segunda debido a los pactos de la izquierda. Si en 2007 tenían 313 de 577, en 2012 las cifras se sitúan entre 209 y 247.

¿Qué papel juegan las otras fuerzas políticas?

La ultranacionalista Agrupación Azul Marine (ex Frente Nacional) se alzaría con un 16 % de los votos en la primera vuelta, lo que representa su mejor resultado de todos los tiempos en unas legislativas en los últimos 25 años sólo han tenido 3 diputados, aunque no conseguiría más de 4 escaños en la segunda, debido a que nadie quiere pactar con ellos. Justo lo contrario de lo que le sucede a Europa-Ecología-Los Verdes, que podría conseguir entre 16 y 22 plazas gracias a su acuerdo previo con el PS que ha dejado desiertas algunas circunscripciones y dado instrucciones de voto a sus militantes.

Por su parte, el Frente de Izquierdas (FI) de Jean-Luc Mélenchon, que pelea sólo aunque en el anterior sufragio apoyó a Hollande en su duelo con Sarkozy, podría alcanzar los 18-22 escaños aprovechando el próximo 17-J el voto útil de la izquierda. En cuanto al Modem, ni siquiera su líder François Bayrou tiene asegurado el puesto y eso que viene representando a Pyreénés-Atlantiques en la Asamblea desde 1986. Pero su respaldo a Hollande en la carrera presidencial pudiera haber desconcertado a sus fans centristas.

¿Qué situaciones podrían darse en la segunda vuelta?

El próximo 17 de junio, cabe esperar un auténtico baile de alianzas declaradas u ocultas que impliquen la retirada de candidatos, el voto útil o incluso el llamado ‘pacto republicano’, que consiste en apoyar a cualquiera que se enfrente a la Agrupación Azul Marine. Por encima de cualquier especulación, el mayor morbo estará en ver cómo se dirime el duelo extremista entre Mélenchon y Le Pen, que pelean en Hénin-Beaumont por el escaño de la undécima circunscripción de Pas-de-Calais.

¿Tiene alguna posibilidad de ganar la UMP? ¿Qué es la cohabitación?

De los 46 millones de franceses censados, se espera que apenas el 62% acuda hoy a votar. Esta elevada abstención perjudicaría especialmente a los conservadores, ya que muchos de sus simpatizantes se dicen decepcionados por el batacazo presidencial y la retirada de Sarkozy. Sea como fuera, la UMP aún sueña con dar la campanada y forzar un gobierno de cohabitación, como los tres que se han dado con anterioridad en la breve historia de la Quinta República: el de Mitterrand-Chirac (1986-1988), el de Mitterrand-Balladur (1993-1995) y el de Chirac-Jospin (1997-2002).

La cohabitación aún es posible, sugirió hace una semana el secretario general de la UMP Jean-François Copé. La cohabitación sería la peor de las opciones. No creo que ocurra porque confío en el sentido común de los franceses, declaró ayer el primer ministro socialista Jean-Marc Ayrault. En los próximos siete días veremos…

Foto: captura de pantalla France24