domingo, 10 de junio de 2012

Chile: Manifestación contra homenaje a Augusto Pinochet se torna violenta

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

En estos momentos las manifestaciones frente al teatro Caupolicán en Santiago de Chile, se tornan violentas al empezar el homenaje al dictador Augusto Pinochet. La policía empezó a hacer uso del carro lanzaguas -popularmente denominado «el guanaco»- para controlar el desorden que existe por parte de numerosos encapuchados.

Reportes de La Tribuna.

12:06 pm –  Comienzan a endurecerse los desórdenes y enfrentamientos entre encapuchados y carabineros.

11:56 pm – Personal de Carabineros comienza a utilizar gases disuasivos.

11:51 pm –  En la intersección de avenida Matta con San Diego, los encapuchados dieron vuelta un contenedor de botellas de vidrio.

11:48pm – Los manifestantes le gritan a los encapuchados que muestren su rostro y no hagan destrozos.

11:47 pm – Un grupo de encapuchados comenzó a lanzar objetos contundentes a la sucursal bancaria ded BCI, ubicada en San Diego con avenida Matta.

11:45 pm – Cerca de 30 efectivos de las Fuerzas Especiales de Carabineros se encuentran bloqueando la entrada al teatro Caupolicán.

11:40 Los asistentes recuerdan a detenidos desaparecidos.

11:27 El tránsito está siendo desviado por calle Arturo Prat.

El País

A horas de que comience un homenaje al dictador Augusto Pinochet, convocado para este domingo en el teatro Caupolicán de Santiago, organizaciones de derechos humanos han realizado  esta madrugada una vigilia pacífica en memoria de las víctimas del régimen. Con velas, pancartas y música, y custodiados por la policía, intentarán impedir el ingreso de quienes lleguen al lugar para ensalzar la figura del general fallecido en 2006. “No queremos que se reivindique a un asesino como Pinochet”, ha dicho Humberto Trujillo, portavoz de la Asamblea Nacional de Derechos Humanos, según radio Biobío.

Diversas agrupaciones han hecho un llamamiento público en los últimos días para asistir al teatro este domingo y repudiar el acto, por lo que se prevé enfrentamientos entre los grupos. Los contra manifestantes se han organizado a través de redes sociales como Twitter y han fijado un punto de reunión cercano para iniciar una marcha hacia el Caupolicán. “No podemos permitir que se siga exaltando la figura de Pinochet y desvirtuando la historia. Pinochet y sus cómplices fueron asesinos y torturadores de miles de personas y de eso no nos vamos a olvidar”, ha dicho Alejandra Arriaza, portavoz de la Corporación de Promoción y Defensa de los Derechos del Pueblo (CODEPU), una de las organizaciones que intentarán boicotear la actividad.

El homenaje ha sido organizado por la Corporación 11 de Septiembre y la Unión de Oficiales en Retiro de la Defensa Nacional (UNOFAR), dos agrupaciones pequeñas y poco conocidas de incondicionales al dictador. Para ingresar se debe pagar una entrada que cuesta entre 6 y 24 euros. En el acto se exhibirá por primera vez en el país el documental Pinochet, del realizador Ignacio Zegers, que ensalza la figura del militar y sus 17 años de Gobierno. “Entérese de la verdad, sin odio ni venganza, con profundo rigor histórico”, señala el cartel que publicita el evento.

El cineasta chileno Miguel Littin ha señalado que en el filme se utilizaron sin autorización imágenes suyas que datan de 1971, por lo que realizó una denuncia a la policía.

La actividad del teatro Caupolicán ha abierto un debate profundo en la sociedad chilena sobre los límites de la libertad de expresión. La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) interpuso un recurso de protección ante la justicia para prohibir la actividad, que fue rechazado.

Los principales dirigentes de los partidos de oposición también solicitaron al Gobierno que paralice el homenaje. El Gobierno de Sebastián Piñera, sin embargo, no lo ha impedido. “En nuestro país y en democracia, existe el legítimo derecho a expresarse”, indicó hace unos días el portavoz de La Moneda, el ministro Andrés Chadwick.

De acuerdo a informes oficiales, en la dictadura de Pinochet hubo 3.225 muertos y desaparecidos, además de casi 40.000 víctimas de prisión y tortura. Los agentes condenados por violaciones a los derechos humanos en Chile ascienden a 76. De ellos, 67 han sido encarcelados, según un estudio de la Universidad Diego Portales difundido este fin de semana.

Fotos: latercera.com