jueves, 14 de junio de 2012

Cámara de los Comunes aprueba polémica ley de reforma al sistema de refugio y asilo de Canadá

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

Jason Kenney evaluación trabajadores Calificados - Inmigración Canada

La polémica ley C-31 del Gobierno Federal pra reformar el sistema de asilo y refugio fue aprobada en la Cámara de los Comunes y se dirige hacia el Senado para su último paso antes de entrar en vigencia.

Con bajo perfil pero en medio de un debate acalorado, la legislación fue aprobada por 159-132 votos pasado lunes. El gobierno conservador tuvo que echar mano a su mayoría en el Parlamento para poder aprobar la propuesta del ministro de Inmigración, Jason Kenney.

«Esperamos que este proyecto se convertirá en ley antes de la pausa de verano que pase al Senado. Esta ley fortalecerá las reformas al sistema de asilo de Canadá para asegurarnos que sea rápido y justo y permitirá mejorar los sistemas de seguridad de manera significativa a través de una autoridad legislativa para un sistema biométrico de visas», señaló Kenney, según reporta el portal Leamingpost.ca.

El Gobierno Federal busca acelerar los procesos de solicitud de refugio y asilo, con la finalidad de que los solicitantes que son rechazados no puedan quedarse por largos periodos de tiempo antes de ser expulsados.

Muchos han criticado el proyecto, señalando que trata a los que piden refugio como criminales.

La legislación prevé que las solicitudes de refugio serán procesadas en máximo siete meses. Así mismo, se creará una lista de «países seguros». Los ciudadanos de estos países podrían recibir una decisión en unas seis semanas, aunque no tendrán derecho a apelaciones en caso de que sean rechazados.

Uno de los puntos más criticados ha sido la forma en que se conformará esta lista, en la que se espera que estén países como México.

Otro de los puntos criticados fue el poder que da al gobierno para detener a personas que hayan entrado al país en operaciones de tráfico humano. En principio la ley permitiría detener a estas personas hasta por 12 meses, aunque ante la presión los conservadores redujeron esto a un máximo de seis meses.

Muchos grupos de apoyo a los refugiados han levantado su voz en protesta por la ley, la cual califican como radical y que viola ciertos derechos. El gobierno argumenta que es un recurso para luchar contra el tráfico de personas así como busca lidiar con los casos de personas que buscan huecos legales a las leyes para beneficiarse.

Foto: CIC.