jueves, 14 de junio de 2012

Corte Suprema de Canadá revisará caso de mujer de Nueva Escocia que mandó a matar a su esposo

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Foto del Edificio de la Corte Suprema de Canadá. Flickr de Detsang

La Corte Suprema escuchará el caso de Nicole Ryan, una mujer maltratada de Nueva Escocia quien fue absuelta de cargos de conspiración para asesinar a su esposo el pasado 2008.

Ryan, una maestra de escuela, había sido arrestada y acusada en marzo de 2008 por haber contratado a un asesino a sueldo para matar a su marido, quien la maltrataba desde hacía más de 15 años. Luego de dos años, la mujer fue absuelta de los cargos. Las cortes decidieron en ese entonces que Ryan actuó  en defensa propia, pues  su vida y la de su hija estaban en peligro y era su último recurso.

Ryan afirmó que muchas veces trató de avisarle a la policía, pero los agentes nunca hicieron nada para prevenir o parar los actos de violencia.

La Corte Suprema deberá pronunciarse para decidir de las cortes de Nueva Escocia cometieron un error al expandir los conceptos de coacción y defensa propia. La sección 17 del Código Criminal y otras nociones en el derecho consuetudinario han sido utilizadas para defender a mujeres maltratadas que han asesinado a su atormentador en un acto de desesperación.

La diferencia en este caso es que Ryan no pensó en matar a su esposo ella misma. La mujer de Nova Scotia decidió contratar a un asesino a sueldo para realizar la tarea. Su sorpresa fue que el “asesino” era un agente encubierto de la Policía Montada.

También es importante notar que Ryan decidió contratar al asesino varios meses luego de que se separara de su esposo. Al parecer, luego de que le pidiera el divorcio, el esposo de Ryan, Michael, amenazó de matarla y quemarle la casa. Luego de esta amenaza, Ryan decidió escaparse y esconderse durante unos meses. Fue en febrero 2008 que su esposo hizo una visita sorpresa al trabajo de Ryan, y el miedo empezó de nuevo. Entre noviembre de 2007 y febrero de 2008 Ryan habría llamado a la policía 9 veces y a los servicios sociales 11 veces y nadie había resuelto nada.

Este caso es importante, pues sentará jurisprudencia. Es la primera vez que la Corte escuchará el caso de una mujer maltratada que ha contratando a un tercer partido para asesinar a un esposo. También la corte tendrá que decidir si el tiempo entre la “amenaza directa” y la decisión de contratar al asesino a sueldo fue justificable en el caso de Ryan.

La mujer de Nova Scotia afirma que su esposo Michael, miembro de las Fuerzas Armadas de Canadá, la mantenía encerrada en la casa, no la dejaba ver a sus amigos ni a su familia, y más de tres veces le puso una pistola en la cabeza. En un incidente, Michael, le disparó al perro de la familia con un rifle.

La Corte Suprema tendrá la opción de ratificar la decisión de las otras cortes, pedir un nuevo juicio u ordenar una nueva sentencia para Ryan.

Con información del National Post.

Foto: Flickr- Detsang.