viernes, 15 de junio de 2012

Un video delata a tres policías mexicanos involucrados en un secuestro

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Un video es la mejor arma que tiene el fiscal Tomás Coronado Olmos para incriminar a tres policías quienes el 20 de enero sacaron de un hotel detenidas a tres personas, que luego unas horas más tarde aparecieron muertas.

El video no es la evidencia de la muertes como tal, pero es el preludio de lo que probablemente pasó con las víctimas del Lagos de Morenos, en Jalisco, México.

Reporte de AP:

Quedó grabado en video: cinco policías fuertemente armados ingresan por la madrugada en un hotel en el occidente de México y luego salen con tres hombres esposados y vestidos sólo con ropa interior.

Sin embargo, estos agentes no realizaban arresto alguno. Según los fiscales, los policías estaban cumpliendo, al parecer, un encargo de la delincuencia. Los tres individuos aparecieron sin vida —vapuleados y asfixiados— pocas horas después de que se los llevaran.

En los cinco años y medio de la ofensiva federal contra el narcotráfico en la que han muerto poco más de 47,500 personas, los mexicanos se han habituado a escuchar historias de policías que colaboran con grupos narcotraficantes.

Sin embargo, rara vez pueden ser testigos de una situación de este tipo y por ello alcanzó el rango de escándalo el contenido de las imágenes difundidas por la televisión a nivel nacional.

“Seguramente esto pasa constantemente, y uno presupone que en algunas ciudades como Monterrey, la policía municipal trabaja para el narco”, dijo Jorge Chabat, experto en seguridad y narcotráfico del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

“Esto pasa todo el tiempo, lo que pasa aquí, el dato, es que hay video. No es lo mismo imaginarse que los policías hacen eso que verlo”, agregó.

Las imágenes corresponden al 20 de enero y los fiscales las difundieron el miércoles. En las mismas se muestra el momento de la llegada de una camioneta de la policía al hotel en la ciudad de Lagos de Moreno, estado de Jalisco. Inmediatamente le sigue otra camioneta en la que viajaban cuatro hombres armados vestidos de civil.

Uno de los policías locales que porta un fusil se dirige rápidamente al vehículo y recibe lo que parece ser una lista. Después, este agente y sus compañeros ingresan en el hotel y presentan la lista al recepcionista, a quien parecen preguntarle sobre las habitaciones en las que se encuentran los individuos.

En el segmento siguiente del video, las víctimas son sacadas del hotel, visten solamente ropa interior y están esposadas con las manos en la espalda. Uno de los hombres vestidos de civil escolta a empujones a uno de los hombres y lo hace entrar en una patrulla.

Este caso de secuestro y homicidio ocurrió en enero y aunque las caras de varios de los agentes son claramente visibles en los videos, éstos fueron detenidos hasta el 6 de junio durante una allanamiento que efectuaron soldados y policías estatales contra una estación local de policía. Los detenidos no están acusados formalmente de crimen alguno a la fecha.

“Los videos tardaron en conseguirse, no se tenían los datos, la investigación, pedir una orden de aprehensión, eran varios detalles”, dijo el jueves Lino González, director de comunicación social de la Procuraduría General de Justicia del estado de Jalisco.

Como sea, la difusión de las imágenes tiene lugar cuando faltan menos de tres semanas para los comicios nacionales y estatales, y en los que la seguridad es tema importante.

Los detractores afirman que el presidente Felipe Calderón desató un derramamiento de sangre con su estrategia contra el crimen organizado, en tanto que la candidata presidencial del partido del mandatario, Josefina Vázquez, asegura que sus contrincantes están dispuestos a transigir con el narcotráfico.

Foto: YouTube