jueves, 21 de junio de 2012

La historia de Karen Klein, la supervisora de un autobús escolar que fue víctima de «bullying»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Karen Klein Supervisora de Autobus de Greece Nueva York

Karen Klein tiene 68 años y es viuda desde hace 17. Trabaja como supervisora de un transporte escolar de una escuela de Greece, Nueva York. Este lunes fue víctima de «bullying» por parte de adolescentes entre 12 y 13 años.

Su historia ha sacudido internet y ha levantado la ira de millones de personas.

Todo el incidente quedó grabado en un video de 10 minutos filmado dentro de un autobús. Durante todo ese tiempo tuvo que soportar insultos y ser humillada por los niños que viajaban.

Se burlaron de su pelo, de su peso, le dijeron que era pobre y que no tenía familia porque “todos se habían suicidado antes de estar a su lado”.

Uno de sus hijos se quitó la vida hace 10 años.

Ella simplemente aguantó, aunque no pudo contener las lágrimas luego de los insultos lanzados relacionados a su familia. Sin embargo, en ningún momento insultó a nadie ni reaccionó de manera violenta.

Las imágenes se volvieron virales en pocos minutos. Uno de los videos fue montado en YouTube el pasado martes y ya tiene más de 2.200.000 visitas, junto a una larga lista de comentarios de rechazo e insulto hacia los jovencitos.

La indignación por el incidente motivó a un hombre de Toronto a no quedarse de brazos cruzados. Rápidamente abrió una cuenta en el portal Indiegogo bajo el título “Vamos a darle a Karen –la supervisora de autobús- Klein unas vacaciones”. La meta era recaudar $5.000 como un gesto de la gente por lo que había sufrido.

Para el momento de esta nota (jueves, 6:51 pm) el mundo entero había donado más de $348.000.

La hija de Karen contactó a Max, el hombre detrás de la iniciativa y agradeció el increíble gesto por parte de todo el mundo.

Klein ha sido invitada a numerosos programas de televisión para contar su versión de los hechos. “No me gusta la confrontación”, dijo sobre por qué no hizo nada al respecto. En todo momento destaca que “no quería hacerle daño a nadie”.

A pesar del apoyo, la mujer dice que disfruta su trabajo y tiene planeado seguir haciéndolo. Mientras, las autoridades iniciaron una investigación para sancionar a los estudiantes involucrados.

Atención: el video contiene lenguaje ofensivo en inglés