jueves, 21 de junio de 2012

Policías bolivianos se amotinan y toman un cuartel en demanda de mejoras salariales

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Apenas a poca distancia de palacio de gobierno de Bolivia, un grupo de policías, acompañados de sus esposas y algunos encapuchados, tomar un cuartel y exigen al presidente Evo Morales mejoras salariales para todos los agentes de bajo rango.

EFE

Decenas de policías amotinados, con el apoyo de sus esposas, ha ocupado violentamente un cuartel cercano al Palacio presidencial de Bolivia y han agredido a varios oficiales que se han defendido con gases lacrimógenos, según pudo constatar Efe.

Los amotinados, varios de ellos encapuchados, han derribado la puerta de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales y han ocupado sus instalaciones, y exigen al presidente Evo Morales mejores salarios para todos los agentes de bajo rango.

Una de las esposas de los policías, Guadalupe Cárdenas, que ha encabezado la ocupación del cuartel, ha dicho que no desalojarán el lugar hasta ser recibidas por Morales, con quien quieren negociar directamente los incrementos salariales.

Los policías llegaron al cuartel de UTOP, sede de los agentes antidisturbios, en una manifestación que en su camino también cerró con candados las puertas de otra sede policial, situada en el centro de la ciudad, dejando encerrados a decenas de agentes.

Los incidentes se produjeron pasado el mediodía a media manzana de la Plaza Murillo, donde están las sedes del Palacio de Gobierno y del Parlamento, aunque por ahora no han motivado que se tomaran medidas visibles adicionales de seguridad para esas instituciones.

El presidente Morales está desde el martes en Río de Janeiro participando en la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible y tiene previsto volver este viernes a La Paz.

Los amotinados golpearon a varios oficiales para obligarlos a desalojar la sede de la UTOP y luego quemaron en la calle documentos que les pertenecían, incluidos diplomas profesionales.

La petición principal

Los que dirigen al grupo han explicado que un policía de bajo rango gana 178 dólares mensuales y un oficial con 39 años de servicio, 402 dólares, frente a un salario mínimo nacional de 144 dólares.

La tropa policial reclama que, por ejemplo, el ingreso mínimo de un agente sea de 359 dólares, lo que el Gobierno rechaza porque implicaría un gasto adicional de 14 millones de dólares.

Los protestas de los policías comenzaron el miércoles y continúan este jueves en varias ciudades de Bolivia, donde algunos cuarteles o sedes de comandos regionales han sido cerrados por la fuerza.

Las esposas de los agentes les apoyan con piquetes de huelga de hambre a las puertas de cuarteles en ciudades como Potosí, Oruro y Sucre, entre otras.

Foto: Efe