martes, 26 de junio de 2012

Caso Magnotta: familiares y amigos de Jun Lin le rindieron homenaje en Montreal

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Jun Lin murder, Luka Rocco Magnotta

Familiares y compañeros de Jun Lin le rindieron un homenaje este lunes. Sus seres más cercanos recordaron al estudiante chino, brutalmente asesinado en Montreal, durante una reunión privada.

Su madre habló ante los presentes, admitiendo que los últimos 30 días han sido los más difíciles para ella y su familia. Así mismo pidió que se haga justicia y que Luka Rocco Magnotta reciba la condena que se merece.

Familiares y compañeros de Lin de la Universidad Concordia, donde estudiaba, se reunieron en honor a la víctima de uno de los crímenes más impactantes de los últimos años en Canadá. El cuerpo del hombre de 33 años fue desmembrado y sus partes enviadas a varias partes del país.

El caso terminó en el arresto de Magnotta en Berlín, luego de casi una semana de investigaciones por parte de la policía y la Interpol.

Parte de las palabras pronunciadas este lunes durante el evento fueron publicadas por la Universidad Concordia. Su madre calificó a su hijo como alguien muy amoroso, quien siempre se tomaba el tiempo para llamar a su familia en China para saber cómo estaban todos.

Los describió como un hombre que amaba ayudar a los demás, era sincero, con un espíritu abierto, tolerante y dulce.

Ahora la familia Lin tendrá que demostrar una gran paciencia hasta conseguir la justicia que tanto buscan. Magnotta fue presentado la semana pasada ante un tribunal de Montreal donde se declaró inocente de varios cargos que se le imputan. Sin embargo, su juicio no comenzará sino hasta marzo de 2013.

El acusado llegó la semana pasada a Montreal luego de pasar varios días detenido en Berlín, donde fue detenido mientras leía noticias sobre su caso en un cibercafé de un suburbio de la ciudad alemana. Desde su llegada las medidas de seguridad se han incrementado. Las audiencias en las que el hombre de 29 años fue presentado estuvieron repletas de personas y periodistas que querían ver al acusado del macabro crimen.

Foto: Facebook