martes, 26 de junio de 2012

El turismo canadiense enfrenta fuerte crisis, según algunos expertos

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Panorámica de Ottawa

Luego de leer estudios y entrevistar a varios letrados en el tema como Tony Pollard, director de la Asociación de Hotelería de Canadá (HAC), Adrian Brijbassi, columnista de Huffington Post Canadá, habla de la crisis que está atravesando actualmente el turismo canadiense y sus posibles razones.

El hecho  de que los Estados Unidos haya invertido tanto dinero en mercadeo, tendría un efecto residual que podría ser beneficioso para Canadá, asegura Pollard. Afirmó, sin embargo, que se está enfrentando una situación de crisis. “En un momento en el que el presupuesto de nuestra agencia federal de turismo está siendo recortado, los estadounidenses están gastando mucho más que nosotros. Ellos van tras nosotros con un mercadeo muy creativo, y no se les puede culpar. Es lo más inteligente que pueden hacer”, sentenció.

Tanto él como otros oficiales de turismo, avalaron un reporte reciente de The Globe and Mail, que califica la presión estadounidense como una amenaza importante a la industria canadiense de turismo, que está luchando por ganar aunque sea una parte del mercado, a pesar de la impecable reputación del país.

El World Economic Forum’s 2011 Travel &Tourism Report, que califica a los países en su atractivo turístico, posicionó a Canadá en el noveno puesto del mundo. La nación había sido calificada como la primera del mundo durante dos años seguidos en el Future Brand Index, estudio que mide la confianza de los viajeros frecuentes.

Por otra parte, este mes, el British Council, una organización de investigación, afirmó que una encuesta hecha a jóvenes viajeros demostró que la seguridad es el quinto factor más importante en la toma de decisión del destino al cual dirigirse (en 2007 era el décimo séptimo), y Canadá es considerado como uno de los lugares más seguros del planeta.

Ahora el país ha quedado atrás frente a otros como México, Turquía, Singapur e incluso Malasia en las clasificaciones globales anuales de turismo, siendo situado en el puesto 16 en 2011, luego de haber estado situado en el séptimo en 2002.

Brijbassi afirma que una cooperación entre Estados Unidos y Canadá podría ser muy beneficiosa para ambos países si se buscan puntos en común, como giras de New Orleans a Quebec City ofrecidas a personas que quieran ver las diferencias culturales de las colonias francesas en América, o itinerarios que incluyan San Francisco, la Costa de Oregon y Vancouver para aprender de la herencia china, entre otros.

Sin embargo, a pesar de que hay posibilidades de cooperación, no son lo suficientemente poderosas como para cambiar la opinión de que la influencia Estados Unidos como fuerte agente individual de comercialización del turismo es un factor perjudicial para Canadá.

El turismo canadiense logró generar 78.8 millardos de dólares el año pasado, y el gobierno estableció un objetivo de 100 millardos para 2015, a pesar de la disminución del presupuesto federal.  Los mismos canadienses han castigado al sistema de turismo, tomando millones de vuelos hacia los Estados Unidos. Según Brijbassi, muchos prefieren incluso gastar más dinero en gasolina o arriesgarse a una larga espera en inmigración que pagar las altas tasas que cobran Air Canada y Westjet, en parte por el costo del aeropuerto y los cargos gubernamentales.

Pollard aseguró que HAC es uno de los muchos defensores de la reforma de la economía de los aeropuertos de Canadá. “Tenemos una campaña enfocada en hacer presión», dirigida a los parlamentarios que pueden hablar en favor de las medidas que conduzcan a los costos más bajos de pasajes aéreos para los canadienses y los visitantes internacionales.

Afirmó a su vez que el objetivo es que Canadá vuelva a estar en el Top 10 del turismo global, “donde pertenece”, según opinó al portal de noticias. “No digo que al paso de este gobierno eso vaya a suceder pronto, pero nos estamos acercando a una crisis que puede hacer que la situación cambie”.