miércoles, 27 de junio de 2012

En el mundo hay 27 millones de adictos a las drogas. A finales de siglo habrá 300 millones

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Un reciente informe de las Naciones Unidas revela ciertas cifras que, tal como están las cosas, podrían no sorprender, pero que conviene tomarlas en cuenta:

De cada 200 personas, una de ellas es adicta a los estupefacientes. Esto significa que 27 millones en el mundo son adictas a las drogas.

A finales del siglo, podría haber 300 millones de adictos.

Sin embargo, llama la atención que más muertes ocurren anualmente por tabaquismo (5.1 millones), por alcoholismo (2.3 millones) y apenas 200 mil por consumo de estupefacientes.

La información de La Jornada

Una de cada 200 personas es adicta a los estupefacientes, según el informe mundial presentado hoy en Nueva York por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), el cual destaca también el auge de las sustancias sintéticas y el aumento del consumo en países emergentes.

En total, 230 millones han usado drogas prohibidas alguna vez, mientras 27 millones –una de cada 200– son adictas.

Según pronostica el informe, a finales de este siglo el número de adictos podría elevarse a 300 millones.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, destacó que los crímenes relacionados con los estupefacientes amenazan los objetivos más importantes del planeta: garantizar un desarrollo global sostenible y luchar contra el hambre y la pobreza.

En declaraciones durante la presentación del documento ante la Asamblea General del organismo global, expresó: No podemos permitirnos ceder terreno ante quienes se benefician de la anarquía y utilizan a los países como trampolines para suministrar drogas ilegales.

Ninguna región, ninguna nación por poderosa que sea, quedará exenta de ello, comentó el director de la Unodc, Yuri Fedotov. Las bandas internacionales actúan como empresas globales, mueven miles de millones de dólares y tienen enorme influencia en la política, apuntó.

Pero también son devastadoras las consecuencias directas por el consumo de drogas y sustancias permitidas. Cada año mueren 200 mil personas a consecuencia del uso de estupefacientes ilícitos, por alcoholismo 2.3 millones y 5.1 millones por tabaquismo, subrayó.

A este órgano de la ONU le preocupa el aumento del consumo de drogas en países emergentes, como China. Pekín estima que un millón de chinos usan heroína, y la Unodc calcula la cifra de dependientes a los estupefacientes en 2.4 millones.

También se extiende el consumo por África central y occidental, así como por Afganistán e Irán, naciones que han dejado de ser únicamente productoras. En muchos países los adictos a la heroína mueren en la calle, añadió Fedotov.

En Afganistán, el mayor productor de opio, la producción creció 61 por ciento, a 5 mil 800 toneladas en 2011, después de que una plaga destruyó casi la mitad de la cosecha el año anterior, lo cual encareció la droga no sólo en ese país, sino en todo el sureste asiático. En Myanmar el cultivo de opio se incrementó 14 por ciento.

Por otro lado, el informe destaca el auge de las drogas sintéticas, como las anfetaminas o el éxtasis, sobre todo en naciones como Estados Unidos. En estos casos la tasa de mortalidad es superior a la de la heroína y la cocaína juntas, explicó Fedotov antes de la presentación del documento.

Aun así, el organismo internacional rechaza el debate sobre la posible legalización de las drogas prohibidas.

Foto: archivodelaexperiencia.es