jueves, 28 de junio de 2012

Rusia apoyaría el nuevo plan de Kofi Annan sobre un gobierno de transición en Siria

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Según declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, Rusia estaría de acuerdo con el nuevo plan de Kofi Annan para Siria. El plan en cuestión propone un gobierno de transición, el mismo que estaría integrado por miembros del actual gobierno, de la oposición y de «otros«.

Dicho plan será presentado por Kofi Annan en Ginebra el próximo sábado, ante los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, los miembros de la Liga Árabe y al propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Hay dos aspectos que no se han aclarado en dicho plan: 1) En el gobierno de transición se excluirían aquellos que ponen en peligro la credibilidad del proceso o dañan la posibilidad de reconciliación. ¿Se refiere a Bachar el Assad o al ala militar de la oposición?; 2) No se sabe si el plan fue consultado con la oposición siria, sobre todo para saber si aceptarían compartir un nuevo gobierno con miembros del actual régimen.

Reporte de Reuters:

Rusia ha mostrado su apoyo a los cambios que lleven a la unidad nacional en Siria, según ha asegurado el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, tras la presentación por el enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe a Siria, Kofi Annan de un nuevo plan para un gobierno de transición. «Apoyamos las transformaciones que irían en la dirección de la unidad nacional en torno a reformas que hay que hacer desde hace tiempo», ha declarado Lavrov a la prensa.

Annan propone la formación de un Gobierno de unidad que incluya a miembros del Ejecutivo y la oposición, aunque ha señalado que del mismo debería excluirse a toda aquella persona cuya participación pudiera dañar el proceso de transición. Según ha señalado un diplomático, Annan considera que el conflicto sirio solo puede terminar «cuando todas las partes vean un camino pacífico hacia un futuro compartido» y ha agregado que el enviado especial ha dejado claro que «es vital que cualquier acuerdo sea irreversible, con claros pasos de transición en un calendario fijado». «Esto incluye el establecimiento de un Gobierno de unidad nacional para crear un fondo neutral para la transición», ha indicado esta fuente.

«Estaría formado por miembros del actual Gobierno, de la oposición y otros, pero debería excluir a aquellos cuya participación o presencia continuada pudiera poner en peligro la credibilidad del proceso de transición o dañar las posibilidades de reconciliación y estabilidad», ha dicho, resumiendo la propuesta de Annan. En este sentido, ha agregado que la idea de excluir a determinadas personas era una referencia al presidente sirio, Bachar El-Asad, a pesar de que la propuesta de Annan no se refiere de forma explícita al mandatario sirio.

La propuesta de Annan será uno de los principales asuntos que se tratarán en la reunión que mantendrá el Grupo de Acción sobre Siria el sábado en la localidad suiza de Ginebra. Según un comunicado de su oficina, Annan ha invitado para ello a ministros de Asuntos Exteriores de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU -Estados Unidos, Rusia, Francia, China y Reino Unido- y al de Turquía, así como a los de Irak, Kuwait y Catar por los cargos que ocupan dentro de la Liga Arabe. También han sido invitados el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el de la Liga Arabe, Nabil Elaraby; así como la Alta Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Catherine Ashton. En el comunicado no se hace mención alguna a Irán.

Annan ha explicado que «el objetivo del Grupo de Acción sobre Siria es proponer medidas que garanticen la plena aplicación del plan de paz de seis puntos y de las resoluciones 2042 y 2043 del Consejo de Seguridad (de la ONU), lo que incluye el cese inmediato de la violencia en todas sus formas». Asimismo, debe «acordar unas pautas y principios para hacer posible una transición política liderada por los sirios que satisfaga las aspiraciones legítimas del pueblo sirio» y decidir qué acciones emprender para que «estos objetivos se conviertan en una realidad sobre el terreno», dice el comunicado.

Naciones Unidas calcula que más de 10.000 personas (la mayoría civiles) han muerto de forma violenta en Siria y decenas de miles han tenido que abandonar sus hogares desde marzo de 2011, cuando comenzaron las protestas contra el presidente Bachar El-Asad.

Foto: Efe