domingo, 1 de julio de 2012

Comienza la jornada de mudanzas en Quebec: unas 80.000 personas cambiarán de vivienda

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

El primero de julio también es el día de mudanzas

El primero de julio es el día de Canadá para la mayoría, pero es también el día de mudanza para muchos en Quebec. Según TVA Nouvelles, unos 80.000 québécois se estarán mudando el día de hoy. Este día es ideal para discutir sobre dos problemas que están afectando las viviendas de la ciudad: la transmisión de chinches y el mal estado de ciertas propiedades.

Los chinches

El primero de julio es posiblemente cuando más se propagan los chinches, que son transportados de un lado al otro. Aunque la alcaldía de Montreal ha puesto ciertas medidas en marcha para combatir el problema, muchos creen que no son suficientes. Por ejemplo, la ciudad está repartiendo unas 2.000 bolsas plásticas extra grandes para envolver los colchones que estén infestados con chinches, evitando que los pequeños insectos caigan en las aceras de las calles.

Es común que las personas que se mudan dejen objetos en las aceras, incluso si no es el día de recogida de objetos grandes. Muchas veces se cree que no hay problema, pues “alguien más lo vendrá a recoger”. Sin embargo, las autoridades advierten que recoger objetos de las aceras no es seguro, y no ayudaría a combatir el problema de los chinches en la ciudad.

Norman King, un epidemiólogo para el departamento de salud pública de Montreal, afirma que aunque los objetos parecen estar en buen estado, no se puede saber inmediatamente si tienen chinches.

Además de estos simples consejos, la alcaldía ha creado otras medidas, como por ejemplo crear una base de datos sobre los lugares infestados, para tener así una mejor idea del alcance del problema. Ahora también es obligación para los exterminadores reportar toda infestación a la alcaldía.

El mal estado de los apartamentos

En entrevista con TVA Nouvelles, Hans Brouillette, el director de relaciones públicas de la Corporation des propiétaires immobiliers du Québec (CORPIQ) se mostró preocupado por la situación actual, la cual podría volverse una crisis de vivienda. Brouillette afirma: “ninguna política del gobierno de Quebec ha sido implantada desde la crisis de vivienda del principio de los años 2000”.

Brouillette cree que la popularidad de los condominios y la disminución del número de viviendas en alquiler podrían ser los factores que engendren esta crisis. Y más aún, Brouillette está preocupado que la base existente de viviendas para alquiler se están deteriorando y envejeciendo rápidamente.

La CORPIQ cree que el gobierno debe crear incentivos como subvenciones o ayuda financiera, para que los propietarios hagan remodelaciones en sus apartamentos.

Muchos antiguos edificios como “dúplex” y “triplex” en la ciudad necesitan trabajos importantes de remodelación. El problema es que muchos propietarios están optando ahora por la construcción de “condos”, pues es una inversión más lucrativa. Sin embargo, el miedo de muchos es que esto va a disminuir el acceso a la vivienda a la gente más pobre.

Con información de TVA Nouvelles y de TheStar.com.

Foto: Flickr- Déménagement Myette.