martes, 3 de julio de 2012

Manuel López Obrador no reconoce triunfo de Peña Nieto e impugnará las elecciones

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Manuel López Obrador, segundo en las elecciones presidenciales de México según el Instituto Electoral, impugnará las elecciones que tuvieron lugar el domingo pasado, alegando una «votación fraudulenta».

Manuel López Obrador es el abanderado de la izquierda mexicana, a través del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Partido de los Trabajadores (PT) y quedó en segundo puesto según los cómputos oficiales, 31,6 % frente al 38 % de Enrique Peña Nieto.

Se debe recordar que en las elecciones presidenciales pasadas, en el 2006, cuando quedó ganador Felipe Calderón, López Obrador también declaró fraude al día siguiente de las votaciones. Entonces la diferencia entre ambos candidatos era muy estrecha, nada comparable con la diferencia del domingo pasado.

La información de El Mundo.es

El candidato de izquierdas Andrés Manuel López Obrador no reconocerá la victoria del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, que según el Instituto Electoral (IFE) es el vencedor en las elecciones del domingo al lograr el 38% de los votos frente al 31,6% logrado por Obrador. [Especial Elecciones en México]

Obrador anunció que esperará al recuento distrital del miércoles pero paralelamente anunció que impugnará la elección. «El que votó por Peña Nieto es por mantener el actual régimen de corrupción y privilegios. Vamos a impugnar la elección porque no podemos aceptar una votación fraudulenta».

Con tres millones de votos menos, para López Obrador la votación fue «inequitativa y plagada de irregularidades» y acusó al candidato del PRI de sobrepasar los límites impuestos por la ley con dinero de origen ilícito (llegado de los Estados) en su campaña.

López Obrador insistió en la que fue su estrategia en 2006 y pidió la revisión de las actas irregulares. Sobre si se echará a las calles o llamará a la movilización popular contestó que «hay que esperar y presentaré las pruebas a las instancias correspondientes pero no podemos aceptar una ilegalidad» advirtió.

‘Un millón de votos comprados’

«Tenemos pruebas de que sólo en el estado de México se gastaron 1.800 millones de pesos en despensas (entrega de bolsas de comida). Se compraron al menos un millón de votos» señaló Obrador. «No podemos aceptar una ilegalidad y la violación de la Constitución. Hay que quitar todos los votos que fueron comprados y si esto se hace ganamos con mucha ventaja» continuó.

Según el candidato del PRD (Revolución Democrática) las irregularidades comenzaron desde antes de la votación con el apoyo unánime de los grandes medios de comunicación. «Vamos a dar seguimiento a todo el proceso y vamos a pedir transparencia y limpieza total del proceso, incluida la revisión de actas. Luego decidiremos lo que mejor convenga», respondió ante las insistentes preguntas sobre si convocará a un plantón en el centro de la ciudad, tal y como hizo hace seis años cuando denunció un fraude masivo en las elecciones que perdió frente a Felipe Calderón.

Cuando le preguntaron porque los mandatarios extranjeros habían felicitado a Peña Nieto como ganador respondió que «desconocen lo que aquí ocurre y por eso felicita».

Foto: AFP/Getty Images