miércoles, 4 de julio de 2012

Cinco personas mueren en situación de rehenes en Alemania

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El hecho ocurrió en la ciudad alemana de Karlsruhe. Un hombre no tomó de buena manera la orden de desalojo del apartamento donde vivía con su novia. Secuestró a quienes vinieron a efectuar el desalojo, así como a la novia.

Al final todos murieron, cinco personas, en circunstancias aún no aclaradas por la policía.

Reporte de AFP:

Un hombre que al parecer se oponía a ser desalojado del apartamento en el que vivía protagonizó este miércoles una toma de rehenes en un barrio residencial de Karlsruhe (sudoeste de Alemania) que se saldó con cinco muertos, incluido el secuestrador.

Todas las personas que permanecieron en la vivienda resultaron muertas, indicó un portavoz de la policía.

Las fuerzas de seguridad asaltaron el lugar tras sentir olor a quemado, y se encontraron con los cadáveres.

La policía informó inicialmente que la toma de rehenes dejó tres o cuatro muertos, pero los agentes descubrieron luego en el lugar el cuerpo de una mujer, probablemente la propietaria de la vivienda.

Entre las víctimas figuran asimismo un agente de justicia y un empleado de cerrajería. La identificación de las demás víctimas seguía en curso el miércoles por la tarde.

Las autoridades anunciaron una conferencia de prensa para las 14H00 GMT, en la que se esperan más detalles sobre la tragedia.

La toma de rehenes se inició a las 09h00 (07H00 GMT) en un apartamento del quinto y último piso de un inmueble situado en un arbolado barrio residencial, a pocos kilómetros al norte del centro de la ciudad.

Se produjo cuando se iba a proceder a un desalojo forzado en presencia del agente de la justicia, entre otras personas, según informaciones de la policía.

Cerca de 200 policías fueron desplegados en el lugar, entre ellos miembros de las fuerzas especiales de intervención. Varios vehículos policiales y ambulancias estaban estacionados ante el edificio donde se produjo la matanza, según imágenes de la televisión.

Se había dispuesto un importante dispositivo de seguridad en torno al inmueble de esta ciudad de 295.000 habitantes.

El secuestrador estaba amenazado de expulsión forzada de su apartamento. El hombre, que no fue aún identificado, estaba fuertemente armado. La cadena de informaciones N-TV aseguró que estaba en posesión de granadas.

Según la agencia alemana DPA, se trataría de un cazador. El individuo ocupaba el apartamento del que debía ser expulsado, pero se habría refugiado junto al oficial de la autoridad judicial en un edificio donde viven varias familias.

La edición internet del diario local Badische Zeitung indicó que el edificio se halla cerca de dos escuelas y guarderías infantiles. La policía recibió numerosas llamadas de padres inquietos.

Foto: Afp