jueves, 5 de julio de 2012

Canadá ofrece hasta $2.000 a los solicitantes de refugio rechazados para que dejen el país de manera voluntaria

Publicado en:
Inmigración
Por:
Temas:

CBSA detiene a tres personas por fraude de Inmigración en Canadá

El Gobierno de Canadá no ha escondido sus intenciones de sacar del país a las personas cuya solicitud de refugio fue rechazada. Ahora presentan una nueva idea para solucionar ese problema.

Ottawa quiere pagarle a los solicitantes de refugio que fueron rechazados para que dejen el país. De igual forma, cubrirían los costos del pasaje. Esto con la intención de acelerar la salida de miles de inmigrantes que vieron rechazada su solicitud de refugio.

El programa fue anunciado por la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA en inglés) y la Organización Internacional para las Migración. El concepto ha sido utilizado en otros países y para muchos es una opción válida.

El Assisted Voluntary Return and Reintegration se aplicará en una fase piloto únicamente en Toronto. “Un regreso voluntario le ofrece un regreso a casa con apoyo, dignidad y anonimato”, dice el comunicado de la CBSA.

El AVRR entró en vigencia el pasado 29 de junio. Los solicitantes recibirán un máximo de $2.000 y el costo del boleto de avión, una ayuda “para mejorar el progreso de retorno”. Mientras más cerca de su fecha de salida la persona aplique, más dinero recibirá.

El Gobierno Federal está invirtiendo $32 millones en el programa, que va destinado a casi 7.000 solicitantes de refugio del Greater Toronto Area que fueron rechazados.

Según cifras, en 2010 98.380 personas solicitaron refugio en Canadá. En total 15.073 fueron expulsadas del país luego de ser rechazadas.

Sin embargo, el gobierno canadiense dice que una gran parte de las personas que son rechazadas deciden quedarse de manera ilegal, lo que obliga a las autoridades a buscarla para poder expulsarlas.

Para más detalles pueden visitar la página oficial del programa.

Foto: CBSA