viernes, 6 de julio de 2012

El presidente francés sostiene que la caída de Bashar al Assad «es ineluctable»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Nuevamente los llamados países Amigos de Siria (del pueblo, no del régimen) empezaron una reunión en París, para analizar una salida a la crisis de Siria. El presidente francés François Hollande al inaugurar el evento propuso un plan de cinco puntos, al tiempo que anunciaba que «la caída de el Assad es ineluctable».

China y Rusia no están presenten en la cita.

Por su parte Hilary Clinton propuso ir más allá. Presionar a Rusia y China y plantear en el Consejo de Seguridad medidas más duras, incluso analizar el capitulo 7, que dispone el uso de la fuerza.

Por otro lado, se supo hoy que el general Manaf Tlass, uno de los jefes de la Guardia Republicana, cercano colaborador de Bashar al Assad desertó y huyó hacia Turquía. Esto es un duro golpe para el régimen sirio.

La información de El País

El presidente francés, François Hollande, ha inaugurado esta mañana en París la tercera reunión de los países Amigos de Siria, que ha reunido a un centenar de Estados árabes y occidentales, pero ha registrado de nuevo el boicoteo de China y Rusia, los dos grandes defensores, junto a Irán, del régimen de Bashar al Assad. Hollande ha afirmado que “al Assad debe marcharse porque eso es lo que quiere su pueblo”; dirigiéndose a Moscú ha dicho que “Siria se ha convertido en una amenaza para la paz mundial”, y ha concluido afirmando que “hay una cosa cierta: el régimen no aguantará, la caída de al Assad es ineluctable”.

En su discurso, Hollande ha propuesto al foro la adopción de cinco ideas: los crímenes no quedarán impunes y los responsables serán juzgados en la Corte Penal Internacional; aprobar nuevas sanciones contra el régimen; hacer llegar ayuda concreta a la oposición democrática (poniendo a su disposición medios de comunicación) y ayuda humanitaria a la población; pedir a la ONU que actúe “lo más deprisa posible” para forzar a Damasco a aplicar el plan de paz del enviado especial, Kofi Annan, y comprometerse a que la comunidad internacional ayudará a Siria a reconstruir el país.

Estados Unidos, representado en la cumbre por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, anunció el jueves que solicitará el endurecimiento de las sanciones de la ONU contra el presidente sirio y su clan. Y arremetió durante el cónclave contra Moscú y Pekín, capitales a las que acusa de sostener el régimen de Damasco. Clinton animó a todos los países presentes en la reunión —en un tono que ha parecido crítico con los países aliados en la causa — a presionar con firmeza a Rusia y China para que abandonen al Gobierno de El Asad. «[Rusia y China] están bloqueando los progresos. Esto ya no es tolerable», añadió la secretaria de Estado, después de que días atrás Pekín y Moscú acordaran que deberá formarse un Gobierno de transición que incluya a dirigentes del actual régimen y de la oposición.

La consecuencia de este planteamiento difícilmente podría ser otra. «Deberíamos regresar al Consejo de Seguridad para una resolución que imponga consecuencias inmediatas por su incumplimiento, incluidas las del Capítulo 7 [de la Carta de Naciones Unidas]», apuntó Clinton en relación con el capítulo que prevé el uso de la fuerza para imponer la resolución. «Enfrentados a los incumplimientos del régimen», añadió, «es difícil imaginar cómo se puede cumplir la misión de verificación de la ONU sin el mecanismo del Capítulo 7. Está claro que la misión de los observadores desarmados no pueden vigilar un alto el fuego que no existe».

Tras un minuto de silencio por las víctimas, que según el último balance superan ya los 15.000 muertos y los dos millones de desplazados —5.000 de ellos han llegado en los últimos días a Jordania, según la agencia para los refugiados ACNUR—, han tomado la palabra algunos miembros de la dividida oposición, que hace unos días acabaron una reunión en El Cairo resolviendo sus disputas a puñetazos.

Abdel Basset Sayda y Ryad Seif, dirigentes del Consejo Nacional Sirio, han reclamado una zona de exclusión aérea y la apertura de corredores humanitarios para las víctimas, mientras Laurent Fabius, ministro de Exteriores francés, ha afirmado que Rusia y China han evolucionado en sus posiciones y cree posible una transición con “integridad del territorio, respeto a los derechos de las mujeres, Constitución y elecciones”.

General cercano a Bashar al Assad huye a Turquía

El País

El general Manaf Tlass, uno de los jefes de la Guardia Republicana, ha desertado a Turquía según revelaron hoy la web Syria Steps y fuentes de la oposición. La defección de Tlass es la primera que se produce en el círculo íntimo de colaboradores del presidente Bashar al Assad y supone un duro golpe para el régimen que se enfrenta a la rebelión, ahora armada, desde hace casi 16 meses.

La huida de Tlass es un grave revés para el régimen no solo porque mandaba la unidad 105 de la Guardia Republicana que, junto con la IV División, se encarga del grueso de la represión sino porque pertenece a una poderosa familia suní estrechamente asociada al clan presidencial de confesión predominantemente alauí.

Manaf Tlass es hijo de Mustafá Tlass, de 72 años, que durante 32 años (1972-2004) fue ministro de Defensa y hasta noviembre pasado siguió ejerciendo un cargo de asesor del Estado Mayor sirio. A través de su hermano Firas la familia Tlass se ha enriquecido al amparo del régimen.

Se desconocen las condiciones de su huida a Turquía donde llegó hace dos días aunque la noticia solo ha trascendido hoy. Su fuga habría estado coordinada con un primo suyo, Rizak Abdul Tlass, que manda la brigada Faruk del Ejército Sirio Libre en Homs, según algunas fuentes.

La familia Tlass parecía distanciarse tímidamente del régimen desde marzo. Originario de Al Rastan, una de las provincias donde más ha prendido la rebelión, el exministro Mustafá Tlass viajó a París hace cuatro meses, donde reside una hija suya, so pretexto de recibir tratamiento médico.

Firas Tlass, el hombre de negocios, ha escapado, por su parte, a El Cairo y Dubái después de que se lanzase una orden de detención contra él en Siria por, al parecer, haber hecho algún donativo a organizaciones caritativas que ayudan a las víctimas de la represión. El propio Manaf se había apartado algo desde hace unos meses de la primera fila de la represión militar, pero sin renunciar a ejercerla para no despertar sospechas

Seguía viviendo en Damasco con su familia. Antes de huir de Damasco Manaf Tlass ha tenido que poner a salvo a su familia porque de no haberlo hecho los hombres de mano del régimen se habrían vengado sobre ella. Por de pronto domicilio en Damasco ha sido saqueado hoy.

Hasta ahora han desertado a Turquía una docena de generales sirios y miles de suboficiales y soldados, pero la fuga de Manaf Tlass es, con diferencia, la de mayor alcance.

Fotos: Efe / Sana – Epa