domingo, 8 de julio de 2012

Más ayuda para Afganistán: donantes internacionales ofrecen 16.000 millones de dólares más

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Treinta y cinco mil millones de dólares ya han sido otorgados en ayuda humanitaria a Afganistán en una década. Además, las fuerzas de seguridad de la OTAN le otorgan 4.100 millones de dólares anuales, sin contar los gastos de la presencia misma de la OTAN.

Aún así, el país sigue siendo uno de los más pobres del mundo, uno de los más corruptos y sin ninguna garantía que no volverá a caer en las mismas manos de antes.

No obstante esta inmensa ayuda, se acaba de aprobar una nueva remesa más: 16.000 millones de dólares que serán entregados a Afganistán durante los próximos 3 años. Dicha ayuda fue acordada durante la denominada Conferencia de donantes, reunida en Japón con las presencia de Estados Unidos y casi ochenta países y organizaciones internacionales.

Reporte de Reuters:

Los donantes internacionales reunidos en Tokio se comprometieron el domingo a entregar a Afganistán 16.000 millones de dólares en ayuda para el desarrollo del país durante los próximos cuatro años, en un intento por evitar que la nación vuelva a hundirse en el caos cuando se vayan las tropas extranjeras.

Sin embargo, los donantes pidieron reformas que permitan luchar contra una corrupción muy extendida en el empobrecido país asático.

El cansancio de los países donantes y el desánimo por la guerra está pesando sobre la disposición de la comunidad internacional para apoyar a Afganistán, y existe inquietud en materia de seguridad si no se garantiza un apoyo financiero tras el retiro de la mayor parte de la misión de la OTAN en el 2014.

«La seguridad de Afganistán no se puede medir sólo por la ausencia de una guerra«, dijo la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, en la capital japonesa.

«Tiene que ser medida en función de si la gente tiene trabajo y posibilidades económicas, si cree que su Gobierno está cubriendo sus necesidades, si la reconciliación política se pone en marcha y tiene éxito», agregó.

El Banco Central de Afganistán ha calculado que necesitará al menos 6.000 millones de dólares anuales en nuevas inversiones de los donantes internacionales para impulsar el crecimiento económico durante la próxima década.

Clinton también enfatizó la importancia de que el país asiático, uno de los más corruptos del mundo, adopte medidas enérgicas para luchar contra la corrupción e impulsar las reformas.

El presidente afgano, Hamid Karzai, ha admitido que su Gobierno tiene que hacer más para luchar contra la corrupción, pero sus detractores dicen que no está haciendo lo suficiente.

«Hemos acordado que necesitamos un tipo diferente de asociación económica a largo plazo, una construida sobre el progreso afgano en cumplir sus objetivos, en luchar contra la corrupción, en llevar a cabo reformas, y en proporcionar un buen Gobierno», manifestó Clinton.

De acuerdo con los documentos finales de la conferencia, hasta un 20 por ciento de la ayuda podría depender de la lucha anticorrupción que lleve a cabo Afganistán.

En la capital japonesa se reunieron representantes de unos 80 países y de organizaciones internacionales de ayuda, como el Banco Mundial y el Banco Asiático para el Desarrollo.

Los donantes internacionales ya aportaron 35.000 millones de dólares en ayuda a Afganistán entre 2001 y 2010, pero los resultados han sido mixtos, ya que sigue siendo uno de los cinco países más pobres del mundo.

Aunque se han hecho importantes avances en educación infantil y mejora del acceso a la salud, tres cuartas partes de los 30 millones de afganos son analfabetos y el ingreso medio per cápita es de 350 dólares anuales, según el Banco Mundial.

El Gobierno ha identificado varias áreas para el desarrollo económico, como la agricultura y la minería, que responsables occidentales ven como un posible motor para el futuro crecimiento. También se cree que en el país podría haber hasta un billón de dólares en riqueza mineral sin explotar.

Foto: Afp