domingo, 8 de julio de 2012

Norah Jones cerró con broche de oro el Festival Internacional de Jazz de Montreal

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Norah Jones Festival International de Jazz de Montreal

Geetali Norah Jones-Shankar, quien se hizo llamar Norah Jones a los 16 años, cerró con broche de oro el Festival de Jazz de Montreal en el interior de la Place des Arts con un lleno total y con muchos fanáticos fieles a la cantante, quienes incluso se quedaron en la fila de la taquilla en espera de obtener algún boleto para el espectáculo de la intérprete.

Jones ha demostrado a lo largo de su carrera el gran talento que posee, la sencillez, clase y gran calidad musical de todas y cada una de sus presentaciones.

Es así como la joven cantante y pianista estadounidense, originaria de Nueva York, deleitó a los presentes con Little Broken Hearts, tema que da título a su quinto y más reciente álbum que salió a la venta en mayo pasado.

La ganadora de varios Grammys, que ha vendido más de 39 millones de álbumes en el mundo entero, regaló a los asistentes una mezcla de su ya conocido jazz-folk , blues con un toque de country, que seguramente le recuerda su infancia en Dallas, Texas, a lado de su madre Sue Jones, de quien escuchaba a Bill Evans y a Billie Hollyday, dando así a Norah el gusto por entrar a la Universidad del Norte de Texas para estudiar piano jazz.

El tema Long Way Home comenzó en la voz incomparable de Jones, quien dejó claro una vez más que la música es lo suyo. Tocando piano, guitarra eléctrica y guitarra acústica arrancó los suspiros de su público.

Norah Jones, sin duda, fue una acertada elección de los organizadores del Festival Internacional de Jazz de Montreal para cerrar el evento más importante del verano, teniendo como escenario la sala Wilfrid-Pelletier de la Place des Arts, donde la artista estuvo por última vez en julio del 2003.

La estadounidense sedujo una vez más a los montrealeses con ese toque sexy y la particularidad en su voz, así como con el vestido floreado con el que eligió salir en escena. Algunos de los asistentes irrumpían el silencio de gritando Come Away With Me, título del álbum con el que iniciara su carrera artística en el 2002 y que vendiera más de 29 millones de ejemplares. Con éste, logró llevarse a casa cinco Grammys, posicionándola como la mejor nueva intérprete en ese año.

La gentileza, sencillez y mucha clase de la intérprete, quien se caracteriza por ser muy reservada, fue bien apreciada por los asistentes que aplaudían el intento de Norah de dirigirse a la sala en francés “merci, Montreal. Merci”.

Jones demostró que lleva la música y el talento en la sangre pues su padre es nada más y nada menos que Ravi Shankar, el músico de sitar más conocido fuera de la India, su país de origen. La cantante ofreció a su público temas como Take It Back, It’s Gonna Be, She’s 22 y All a Dream.

Sin embargo, el silencio total de la sala se irrumpió instantáneamente cuando sonaron los primeros acordes de la tan esperada Say Goodbye, tema que el público ovacionó de pie.

Luego de 11 años de carrera artística y acompañada del guitarrista Jim Campilogo y sus músicos, Norah Jones fue ovacionada con los aplausos de los asistentes que le decían “te queremos” y de pie le pedían un poco más de su talento.

Jones y su banda regresaron a la escena interpretado dos temas más y posteriormente dijeron adiós a Montreal, vistiendo de gala la Wilfrid-Pelletier y cerrando con broche de oro el Festival Internacional de Jazz de Montreal 2012.

Verónica Mancilla – Noticias Montreal

Foto: Facebook – Norah Jones