domingo, 8 de julio de 2012

Seal puso a bailar a la sala Wilfrid-Pelletier de la «Place des arts» de Montreal

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Seal Montreal

Seal puso a bailar a la salle Wilfrid-Pelletier de la Place des Arts.

En un rápido viaje por el pasado, presente y futuro, en donde el artista resurgió como el ave fénix luego de la separación de su amada la ex top model y ex angel de Victoria’s Secret, Heidi Klum, Seal se lució en su regreso al Festival Internacional de Jazz de Montreal.

“Hace tiempo que no vengo a verlos. No puedo imaginar un mejor lugar para comenzar mi gira”, dijo al comienzo del espectáculo en perfecto francés.

Esas fueron las palabras con las que Seal dio la bienvenida a sus seguidores, quienes abarrotaron la sala Wilfrid-Pelletier del conocido espacio montrealés.

Los asistentes no dejaban de aplaudir y gritar eufóricos al artista británico al momento de su aparición. Seal vestía un jeans con tirantes que colgaban a sus caderas y una playera que dejaba ver que el artista sigue estando en buena forma a sus casi 50 años y muy a pesar del trance sentimental por el que ha pasado desde que fuera anunciada su separación.

Seal, con su característica energía en el escenario, invitó a bailar a la sala completa, en la que los asistentes, de pie, bailaron y cantaron al ritmo de sus canciones.

El británico tomó nuevamente la palabra para decir “vamos a cantar, vamos a bailar, pero sobre todo, vamos a vivir el presente”.

Los montrealeses no paraban de aplaudir y gritar luego de tal revelacion hecha en francés.

En medio de una escenografía disco con temas de su álbum Soul como Let’s Stay Together y un recuento para continuar con el baile al ritmo de Knock on Wood, Prayer for the Dying y Kiss from a Rose. Esta última arrancó suspiros y gritos de los asistentes, mismos que acompañaron al artista en el coro.

Seal Henry Olusegun Olumide Adeola Samuel, quien lleva en su sangre nigeriana por parte de su padre y de Brasil por parte de su madre, ha sido durante los casi 20 años de su carrera artística uno de los cantantes más vistos y más conocidos del planeta.

Con mucho ritmo y sabor interactuó con su público, no solo en sus comentarios entre tema y tema, sino también el acercarse tomando las manos de sus seguidores, lanzando las toallas con las que secaba el sudor producto del baile, dando como resultado los gritos de euforia de los presentes.

La audiencia tomó un respiro del baile cuando el artista, de manera ejemplar, interpretó el tema de los años setenta Love Don’t Live Here Anymore. Continuando con los covers interpretó I’ll Be Around, con el cual nuevamente la sala de pie bailaba dulcemente para dar paso a la canción Secret.

No podía faltar para cerrar la noche la tan esperada canción Crazy que hizo vivir a los asistentes el pasado, presente y el futuro en un viaje retro mágico y lleno de energía en donde el intérprete logró no solo poner a bailar a los montrealeses que se dieron cita para el evento, sino que dejó claro la canción sigue siendo un éxito como lo fue en los noventa, cuando obtuvo reconocimientos como mejor canción, mejor videoclip y mejor álbum.

En sentido figurado, los asistentes se dejaron seducir sin más preámbulos por la energía y buena vibra de este gran artista que eligió el Festival Internacional de Jazz de Montreal para resurgir en su carrera artística en América en su gira 2012.

El público no dejó de corear “oe oe oe oe” y de aplaudir de pie durante varios minutos por lo que el artista regaló dos temas más para luego despedirse de los montrealeses.

Verónica Mancilla – Noticias Montreal

Foto: Seal – Facebook