lunes, 9 de julio de 2012

Restaurant de la calle Prince-Arthur debe indemnizar con $6.000 a un cliente por no dejarlo entrar con su perro guía

Publicado en:
Ciudad
Por:
Temas:

Chien MiraEl restaurante La Caverne grecque y una de sus mesoneros fueron ordenados por el Tribunal de Derechos de la Persona a pagar 6.000 dólares a un cliente tetrapléjico a quien negaron el servicio porque se presentó a la terraza del establecimiento con su perro de asistencia.

Aunque el perro tenía una identificación Mira y su propietario tenía su tarjeta de identificación, el trabajador del restaurante, situado en la calle Prince-Arthur se mostró intratable, reseña Métro.

Después de haber ignorado algunos minutos al cliente, el mesonero le indicó que no podía servirle “porque los perros no son autorizados en la terraza. Será necesario que ponga a su perro en la calle y así le podré servir”.

El afectado le respondió que no podía dejar al canino solo en la calle. El mesonero le dijo entonces: “no puedo servirle. Los perros no son aceptados”.

El Tribunal indicó que “el comportamiento del mesonero atenta contra la dignidad (del afectado) y lo hizo sentir claramente que no es como los otros clientes y que no era bienvenido en el establecimiento. Desde la llegada del afectado y de su amigo, (el mesonero) demostró una ausencia total de cortesía ignorándolos hasta que el demandante lo interpeló. En una actitud cerrada y obstinada, se negó a leer la tarjeta Mira que le estaba presentando”.

El Tribunal impuso entonces una indemnización de 6.000 dólares al cliente por daños morales.

Foto: Flickr – Seidoger