miércoles, 11 de julio de 2012

Nuevos acuerdos fronterizos ponen en peligro la soberanía de Canadá, según críticos

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

La ley c-38 tendrá un impacto importante en las relaciones transfronterizas

La ley C-38 sobe la implementación del presupuesto contiene una sub-ley denominada Cross Border Law Enforcement Operations Act, la cual tendrá importantes consecuencias en las relaciones transfronterizas con los Estados Unidos.

Esta ley otorgará poderes a ciertos agentes americanos para entrar a Canadá, y aplicar la ley al igual que un miembro de la Policía Montada canadiense. Esto implica, entre otras cosas, que los agentes americanos podrán arrestar a sospechosos en el territorio canadiense.

Con este nuevo plan se crearán nuevos equipos compuestos de oficiales canadienses y americanos, quienes serán especialmente entrenados para realizar operaciones transfronterizas, y podrán cruzar de un lado a otro, siempre sujetos a las leyes del país en donde se encuentren.

Por ahora, el plan se concentrará en combatir el crimen en aguas fronterizas, cuya vigilancia es compartida por los dos países.

Estos equipos patrullarán las aguas en botes, los cuales cargarán a un máximo de cinco agentes.

Del lado de los Estados Unidos, el grupo de patrulleros podría consistir en cuatro agentes del U.S. Coast Guard, y un agente de la Policía Montada. En el lado de Canadá, podrían ser cuatro agentes de la Policía Montada, y uno del U.S. Coast Guard.

El superintendente Warren Coons, de la Policía Montada, director de la operación, afirma entender las preocupaciones de los ciudadanos canadienses por la posible pérdida de soberanía del país. Sin embargo, Coons afirma que existen medidas para asegurarse que sólo un pequeño grupo de agentes americanos pueda aplicar la ley, y que este grupo estará bajo el control y la dirección de agentes canadienses.

No obstante, los críticos de esta ley no están satisfechos con las explicaciones.

El diputado Brian Masse del NPD, afirmó: “Este es un programa de integración transfronteriza altamente controversial que pone en peligro la soberanía canadiense y potencialmente la privacidad de los individuos canadienses. Un programa que cede soberanía, reduce privacidad, y requiere nuevas inversiones importantes debe ser debatido en su totalidad y bien comprendido antes de ser implementado”.

Por ahora sólo se ha hablado del programa en las aguas fronterizas, sin embargo, la próxima etapa del plan sería una versión terrestre del mismo.

Stuart Trew, vocero para el Council of Canadians, una de las más grandes asociaciones de ciudadanos canadienses, se mostró preocupado por la nueva ley. Trew se pregunta: “¿Vamos a esperar que con el tiempo (cuando ya expandan el programa) se vuelva normal ver a oficiales armados de los Estados Unidos en el territorio canadiense?

Hasta ahora el Gobierno no ha revelado muchos detalles sobre la versión terrestre del programa. Sin embargo, este plan, denominado el Beyond the Border plan, fue aceptado por Stephen Harper y Barack Obama el pasado 2011, y se estimaba que dos proyectos pilotos empezarán este verano.

Sin embargo, las discusiones siguen y los proyectos pilotos empezarían no antes del otoño.

Esta nueva ley también permite a los agentes americanos cruzar la frontera en situaciones “extremas”, por ejemplo cuando se sospecha que una persona ha cometido un crimen grave y está tratando de escapar.

Estos planes para integrar los agentes canadienses con los americanos ya habían empezado en el 2005 con algunas pruebas que fueron realizadas en las fronteras de Cornwall-Massena, y en el Estrecho de Georgia, pero nunca se había llegado a un acuerdo formal que fuera aceptado por el Parlamento.

Los agentes involucrados en el programa han recibido un entrenamiento basado en los principios de las leyes americanas y canadienses, incluyendo el código penal, las leyes de privacidad y soberanía, y ciertos aspectos culturales.

Con información de CBC News.

Foto: Conservative Party of Canada- FLickr / Barack Obama- Flickr.