miércoles, 11 de julio de 2012

Fallecen 54 inmigrantes de Libia que trataban de llegar a Italia en bote

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Unos pescadores socorrieron en plena alta mar -entre Libia e Italia- a un náufrago que se encontraba asido a los restos de una embarcación. El náufrago relató que en su barcaza había 55 personas que zarparon de Trípoli, Libia, a fines del mes pasado, con dirección a Italia. Pero fuertes vientos los alejaron de las costas italianas y así permanecieron a la deriva, muriendo paulatinamente de hambre todos, a excepción de él.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijo que esa zona del Mediterráneo es altanamente traficada y permanece la incógnita: ¿Por qué ninguna embarcación los socorrió?  La tradición en el mar es rescatar a todos aquellos que se encuentran varados en plena alta mar.

El Mundo.es

Un inmigrante de nacionalidad eritrea asegura que han fallecido por deshidratación los 54 compañeros de travesía, gran parte de ellos compatriotas, que le acompañaban en una barcaza que partió a finales de junio de las costas de Libia con destino a Italia.

Según informa en un comunicado la oficina en Italia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), unos pescadores avistaron al supuesto superviviente la pasada noche frente a las costas de Túnez agarrado a restos de una embarcación y un bidón.

El hombre, que afirma que en la barca viajaban 55 personas, incluido él mismo, fue socorrido por la Guardia Costera tunecina y llevado inmediatamente al hospital de la ciudad de Zarzis (sur de Túnez) con síntomas de congelación y deshidratación.

Trabajadores de ACNUR han visitado en el hospital al inmigrante eritreo, quien asegura que partió desde Trípoli a finales de junio y que, tras un día de navegación, la barcaza se aproximó a las costas italianas, pero fuertes vientos terminaron alejándola para en cuestión de días comenzar a deshincharse.

Según este hombre, que precisa que casi la mitad de los muertos eran eritreos, incluidos tres familiares suyos, no había agua a bordo y sus compañeros fueron muriendo de deshidratación, después de intentar sobrevivir muchos de ellos bebiendo agua del mar.

En base a este testimonio, ACNUR expresa su «profundo pesar» por esta noticia, que, de confirmarse, supondría «una verdadera tragedia», según palabras de T. Alexander Aleinikoff, alto comisionado adjunto para los Refugiados.

«Hago un llamamiento a los capitanes de las embarcaciones en el Mediterráneo para que presten la máxima atención a posibles casos de inmigrantes y refugiados en apuros que necesiten ser socorridos», afirma Aleinikoff en la nota.

Añade que «el Mediterráneo es una de las zonas de mar con mayor tráfico del mundo y es fundamental que la antigua tradición de rescate en el mar siga siendo respetada«.

Según datos de ACNUR, desde comienzos de año unos 1.300 indocumentados han llegado por mar hacia Italia desde Libia y una embarcación con 50 inmigrantes de nacionalidad eritrea y somalí sigue aún en mar abierto, después de haber rechazado ayer la ayuda de las Fuerzas Armadas de Malta.

En lo que va de 2012, en Malta se han registrado 14 desembarcos de unos 1.000 indocumentados, de acuerdo con datos de ACNUR, que cifra en unas 170 las personas muertas o desaparecidas en el mar este año mientras intentaban llegar a Europa desde Libia.

Foto: esacademic.com