domingo, 15 de julio de 2012

Localizan en Budapest a Csizsik-Csatary, uno de los criminales nazis más buscados

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Noventa y siete años… y vive. No le han hecho mella los 15.700 judíos a los cuales mandó a los campos de la muerte de Auschwitz.

Ladislaus László Csizsik-Csatary, uno de los criminales nazis más buscados, finalmente fue encontrado, en un barrio de Budapest, en Hungría. Pero aún no ha sido apresado. Csizsik-Csatary, tiene una investigación abierta por las autoridades de Canadá, país en donde residió hasta que fue descuierto y luego desapareció hasta hoy.

Quien dio con su paradero fue un equipo de reporteros del periódico británico The Sun, en colaboración con el Centro Simon Wiesenthal. Los reporteros después de seguirle la pista, llegaron a su propio apartamento y lo abordaron, pero él los echó. Su casillero de correo lo identifica como Smith L. Csatary.

Reporte de AFP:

El criminal nazi más buscado del mundo, Ladislaus Csizsik-Csatary, de 97 años de edad y acusado de complicidad en la muerte de 15.700 judíos durante la Segunda Guerra Mundial, fue hallado en Budapest, anunció este domingo el director de la oficina del Centro Wiesenthal en Israel.

«Confirmo que Ladislaus Csizsik-Csatary fue identificado y encontrado en Budapest», declaró Efraim Zuroff.

«El (diario británico) Sun pudo fotografiarlo y grabarlo gracias a informaciones que nosotros aportamos en septiembre de 2011», añadió.

El diario británico The Sun anunció este domingo en su sitio web que el criminal de guerra nazi húngaro, el más buscado del mundo, «fue identificado y hallado» en Budapest.

«Hace diez meses, un informador nos dio elementos que nos permitieron localizar a Ladislaus Csizsik-Csatary en Budapest. Ese informador recibió la prima de 25.000 dólares que acordamos a cambio de informaciones que permitan hallar a criminales nazis», explicó Zuroff.

Añadió que las informaciones sobre el paradero de Csatary fueron transmitidas en septiembre de 2011 a la fiscalía de la capital húngara.

El sujeto fue un jefe de policía que estuvo a cargo del gueto de Kosice (Kassa) en Eslovaquia durante la II Guerra Mundial. Según documentos del Centro Wiesenthal, el ex policía «obtenía placer al golpear a las mujeres con su cinturón y las forzaba a lavar los platos en agua helada con las manos desnudas durante horas. También utilizaba una correa de perro para torturar a los judíos y no dudaba en dispararles si alguno trataba de burlar la seguridad».

Pero nunca pagó por sus actos, ya que huyó ante el avance de los aliados al final de la Guerra. Estuvo en Canadá con una identidad falsa hasta 1997, cuando fue descubierto. El país le revocó entonces la nacionalidad pero el nazi logró escapar por segunda vez y, desde entonces, su paradero había sido un misterio. Hasta ahora, que habría sido descubierto en Hungría.

El fiscal adjunto de Budapest, Jenö Varga, no quiso confirmar la información, limitándose a declarar este domingo: «Hay una investigación en curso. La fiscalía está estudiando las informaciones recibidas».

Foto: The Sun /elconfidencial.com