martes, 17 de julio de 2012

Colombia: los habitantes de Toribio sacan a la fuerza a los militares

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los habitantes de Toribio, de la región del Cauca en Colombia, no quieren saber nada de tropas en su territorio. Ante la negativa de los militares de irse por su propias cuenta, los mismos habitantes empezaron a sacarlos. Hoy por ejemplo un grupo de ellos cargaron a un sargento y lo trasportaron cuesta abajo.

El hecho ocasionó nerviosismo y algunos dispararos al aire, pero no hubo mayores incidentes. Los militares prefirieron alejarse unos kilómetros a las faldas de otra montaña para evitar más problemas. Y los habitantes muy amables les ayudaron a llevar sus cosas, al tiempo que destruían sus trincheras para que no vuelvan…

Reporte de El Tiempo

Ante la presencia de unos 1.000 indígenas, con quienes hubo choques porque cargaron a un sargento, que generaron unos disparos al aire y gases lacrimógenos, los cerca de 100 uniformados, del Batallón de Alta Montaña N°8, de la Fuerza de Tarea Apolo, se replegaron a dos puntos en la falda del cerro.

Unos militares se ubicaron en un sitio llamado Los Pinos, a 2 kilómetros, a donde los indígenas les ayudaron a cargar lo víveres. Otros se hicieron en otro punto de la falda de la montaña.

Ya la semana pasada los indígenas les habían enterrado las trincheras y las carpas, que les servían de campamento.

Los líderes indígenas anunciaron que van a permanecer unos 250 guardias indígenas en la cima del cerro y que van a construir una casa tradicional para permanecer en el lugar, donde hay varias antenas de compañías de telefonía celular y de una emisora.

La situación más tensa ocurrió cuando los indígenas alzaron a un sargento y lo bajaron 10 metros de la montaña, como símbolo, según ellos, de que tenían que irse del cerro Las Torres.

Esto generó que un soldado hiciera un disparo al aire y los indígenas, que son cerca de mil, reaccionaron y le tiraron tierra.

Luego, otros soldados hicieron otros tiros al aire y lanzaron gases lacrimógenos, pero los indígenas no se retiraron. El incidente no dejó heridos.

Después de esto, los soldados del Batallón de alta montaña N°8, de la Fuerza de Tarea Apolo, que se encuentran en el cerro, en donde tienen una base para mantener la seguridad de la zona y cuidar antenas de transmisión de celular y de emisoras, comenzaron a bajar sus víveres.

Los indígenas nasa del Cauca habían dicho que los actores armados tenían hasta la medianoche de hoy para salir de su territorio.

Según un indígena, la situación más tensa ocurrió cuando ellos cargaron a un sargento y lo bajaron 10 metros de la montaña, como símbolo de que tenía que irse.

El comandante de la Fuerza de Tarea Apolo, general Jorge Humberto Jerez, dijo que «durante muchos días los soldados han aguantado esas acciones de los indígenas, pero se ha llegado a límites porque en esta mañana fueron quemados sus víveres».

Se estima que en la zona hay unos 5.000 indígenas, que participan desde el miércoles pasado en la destrucción de trincheras del Ejército, Policía y Farc, como una respuesta a la cantidad de hostigamientos, daños y víctimas que dejan los enfrentamientos en el norte del Cauca.

De acuerdo con el general Jerez, «al mismo tiempo que se presentan estos maltratos a las tropas se registran hostigamientos por parte de las Farc. Es una situación que se debe a que se han bloqueado los corredores del narcotráfico y se han desmantelado cristalizaderos».

El ministro del interior, Federico Renjifo, dijo que la Fuerza Pública no se irá porque se desprotegerían las comunidades y a los mismos indígenas.

Ivan Noguera – El Tiempo

Fotos: Afp / Efe / Santiago Saldarriaga \ El Tiempo