sábado, 21 de julio de 2012

La Pontificia Universidad Católica del Perú pierde sus títulos de Pontificia y Católica

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

En adelante no sabemos si se llamará la Pontificia Universidad Católica del Perú, porque el Vaticano les quitó ayer sus títulos de Pontificia y Católica. Solo le queda Universidad del Perú.

Esta decisión del Vaticano es un nuevo capítulo del viejo pleito que libran las autoridades civiles del claustro académico y la Arquidiócesis de Lima, por la gestión y propiedad de los bienes de la Universidad.

El Vaticano, afirmó asimismo, que aún cuando se le haya quitado ambos títulos a la Universidad, ésta seguirá perteneciendo a la iglesia como persona jurídica, sometida a las legislación de la iglesia.

La Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) es una universidad privada ubicada en la ciudad de Lima, Perú. Fundada el 24 de marzo de 1917 por el padre Jorge Dintilhac de la Congregación de los Sagrados Corazones como «Universidad Católica del Perú». El 30 de septiembre de 1942 recibe de la Santa Sede el título de «Pontificia» que mantuvo hasta ayer. Mediante ley de 1949 adquiere autonomía universitaria.

La República.pe

Los rumores sobre la decisión del Vaticano terminaron por hacerse ciertos casi al finalizar el viernes: la Santa Sede prohibió que la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) continúe utilizando en su denominación los títulos de «Pontificia» y «Católica».

En realidad, desde marzo del presente año se comenzó a barajar la posibilidad de que Roma pueda quitarle los honoríficos a uno de los centros de estudios más importantes del territorio nacional.

Tuvieron que pasar cuatro meses para que el ‘humo blanco’ del Vaticano llegue a Lima convertido en un decreto sancionador: «La Santa Sede, con Decreto del Emmo. Secretario de Estado, en base a específico mandato Pontificio, ha decidido conforme a la legislación canónica retirar a la Pontificia Universidad Católica del Perú el derecho a usar en su denominación los títulos de ‘Pontificia’ y de ‘Católica’».

¿Cuál es la razón que los llevó a tomar esa decisión después de tantos meses de conflicto? Según apunta la Santa Sede en su documento, la citada casa de estudios no adecuó sus estatutos a la legislación canónica pese a «reiterados requerimientos» que se le hizo.

Para ello, especifican que el 8 de abril venció el plazo para que la Católica cumpla con «tal obligación», para ellos un pedido de hace «más de 20 años» pues, como se recuerda, el conflicto se inició por una solicitud de Juan Luis Cipriani, arzobispo de Lima.

«La universidad en cuestión persiste en seguir orientando sus iniciativas institucionales según criterios que no son compatibles con la disciplina y la moral de la Iglesia», agregan.

DISCIPLINA CANÓNICA

Para la mayor instancia religiosa, ninguna sede estudiantil puede utilizar en su denominación el título de «católica» si no es con el consentimiento de la correspondiente «autoridad eclesiástica». Lo mismo rige para el uso de «pontificia».

Pero no solo eso. El Vaticano subraya que, aun habiendo sido privada de llevar ambos títulos, la citada universidad, «como persona jurídica pública que es de la Iglesia», sigue sometida a su legislación.

Es más, para la Santa Sede esta decisión busca ser un antecedente para otras instituciones educativas bajo su jurisdicción. En su nota de prensa, indican que seguirán atentamente la evolución de la situación de esta Universidad, «deseando que en un futuro próximo las Autoridades académicas competentes reconsideren su posición con el fin de poder revisar las presentes medidas».

De otro lado, señalan que el rector Marcial Rubio manifestó la imposibilidad de llevar adelante tales requerimientos y «condicionó la modificación de los estatutos a la renuncia por parte de la Arquidiócesis de Lima al control de la gestión de los bienes de la universidad«.

«Ante esta actitud por parte de la universidad, confirmada además por otras iniciativas, la Santa Sede se ha visto obligada a adoptar las medidas», dicen.

PIDEN CALMA A LOS ALUMNOS POR SITUACIÓN DE GRADOS ACADÉMICOS

Sigrid Bazán, presidenta de la Federación de Estudiantes de la PUCP, invocó a todos los alumnos a tomar con calma el decreto de la Santa Sede, ante la incertidumbre de la implicancia del mismo.

Recordó que la universidad está regida bajo la legislación peruana, y en el caso de los títulos universitarios otorgados no podrían verse afectados por la decisión de la Santa Sede.

Sin embargo, pidió esperar la reunión que llevará a cabo la Asamblea Universitaria, donde se analizarán todos los escenarios y consecuencias posibles.

De otro lado, garantizó a los padres de familia la seguridad de que sus hijos seguirán asistiendo a clases. Según se supo, muchos han llamado a la universidad preguntando sobre las implicancias del decreto canónico.

Martín Hidalgo B. – La República.pe

Foto: innovapucp.pucp.edu.pe