domingo, 22 de julio de 2012

Crece en México el modelo de farmacias con medico incluido, alternativa más económica y sin cita

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

No es un modelo nuevo, en México, data de 1997. Sólo que ahora se pone de realce frente al congestionamiento de los servicios sanitarios y los altos costos de las consulta con médicos privados.

Farmacias Similares, que así se llama esta cadena de farmacias, se distinguen en efecto porque tienen un medico a disposición de cualquier de los clientes. Algunas de ellas, tienen también servicios de laboratorio.

Se estima que el 39 % de los que acuden a estas farmacias iban a médicos privados anteriormente y el 46% de ellos, los dejaron por sus altos costos y el 39% los prefieren porque les resulta más convenientes por los horarios y distancias.

La Jornada

La insuficiente capacidad de atención de los servicios públicos de salud y el alto costo de las consultas médicas privadas favorecieron el crecimiento de las farmacias que tienen un médico en el punto de venta, al grado de que actualmente 40 por ciento del total de dichos establecimientos ofrecen ese servicio a sus usuarios. Un análisis de la consultora IMS Health advierte que esta modalidad de atención, que Farmacias Similares inició en 1997, seguirá en aumento, y en los próximos años su presencia se duplicará en el país.

Incluso, dice el estudio, esas farmacias podrían convertirse en proveedores de servicios médicos para derechohabientes de las instituciones de seguridad social y los afiliados al Seguro Popular.

El costo de tales consultas tendría que correr a cargo del gobierno, lo cual encajaría con la estrategia planteada en diferentes propuestas para llegar a un nuevo esquema para la provisión de la atención médica en México, un sistema único en el que habría un organismo pagador y diferentes proveedores.

Esta posibilidad no se ve lejana en lo que se refiere a los consultorios en farmacias, que han venido a resolver una demanda insatisfecha, aseguró IMS Health, con base en los resultados de una encuesta que forma parte de su análisis y según la cual, 39 por ciento de las personas que acuden a esos servicios anteriormente iban con médicos privados, y de ellas, 46 por ciento los dejaron por su alto costo, mientras a 34 por ciento les resultó más conveniente por cuestiones de horarios y distancias.

En tanto, 39 por ciento de los entrevistados antes iban al sector salud, de los cuales 61 por ciento dejó de hacerlo por los largos tiempos de espera y 11 por ciento por cuestiones de conveniencia (horarios y distancia).

En general, los pacientes tienen una buena imagen de los médicos contratados por las farmacias privadas, los califican bien porque piensan que tienen conocimiento de su área, son claros en sus indicaciones y atienden con amabilidad.

Para la consultora es de llamar la atención que la mitad de los usuarios de farmacias con médico en el punto de venta tienen entre 19 y 40 años de edad, son de ambos sexos y trabajan en oficinas con horarios poco flexibles en tiempo y con movilidad limitada.

Esas personas, generalmente sanas, cuando llegan a requerir de un médico es para atenderse de enfermedades gastrointestinales, respiratorias, dolores de cabeza o migraña, en la mayoría de los casos. Los menos van por presión alta, padecimientos renales o de vías urinarias, traumatismos y cuestiones ginecológicas, incluido el embarazo, indicó la encuesta.

Las farmacias con médico en consultorio anexo surgieron con las Farmacias Similares, franquicia propiedad de Víctor González Torres, en 1997, época en la que empezaba la discusión para crear el mercado de medicamentos genéricos. Aunque la ley tardó un par de años para ser aprobada en el Congreso de la Unión, el negocio empezó a crecer porque el costo de las consultas era mínimo y ofrecía medicinas muy baratas. Ahora la firma tiene presencia en todo el territorio nacional.

Las Farmacias Similares forman parte de los 10 mil establecimientos de este tipo, de diferentes cadenas que existen en el país. Algunas también ofrecen el servicio de análisis clínicos. De acuerdo con la investigación de IMS Health, estos negocios atienden a 25 personas por día en promedio.

Su crecimiento también se vio favorecido por medidas sanitarias como la restricción en la venta de antibióticos, la cual desde hace dos años está limitada a la presentación de la receta médica; así como con el crecimiento del mercado de medicamentos genéricos, y la mayor confianza de los pacientes en estos productos, indicó la consultora.

Otro aspecto que da cuenta del crecimiento de las farmacias con médico en el mismo lugar es su participación en las ventas de medicamentos. Del total de unidades que se comercializaron en el sector privado durante 2011, 55 por ciento fueron provistas por las cadenas de farmacias –las que tienen al médico–; 23 por ciento por autoservicios y 22 por ciento las farmacias independientes.

Las previsiones de IMS Health indican que las cadenas aumentarán su participación a 60 por ciento en los siguientes dos años, mientras que los autoservicios proveerán 28 por ciento de las unidades (cajas de medicinas) y las independientes 12 por ciento.

Foto: jornada.unam.mx