domingo, 22 de julio de 2012

Pesadilla fuera de casa: el Houston Dynamo cobró venganza y goleó 3-0 al Impact de Montreal

Publicado en:
Deportes
Por:
Temas:

Fue una historia repetida. El Impact volvió a sufrir fuera de casa y el Houston Dynamo cobró venganza con un sólido 3-0 este sábado.

El club montrealés ahora tiene marca de 1-10-1 jugando fuera de casa. Un mal al que el técnico Jesse Marsch no ha conseguido remedio.

El de anoche fue un partido de esos que desaniman a fanáticos y que crean frustración en todas las filas del equipo. Nada funcionó y el Impact se enredó con las tareas más sencillas.

Una vez más el club regresa a casa sin marcar un gol. Marco Di Vaio ya suma siete partidos con la camiseta del Montreal y todavía no ha marcado su primer gol y una vez más, el club encajó un gol en un balón parado.

Pero más allá de los detalles, el partido lo dominó Houston de principio a fin, simplemente porque mostró más ganas, apretó más y buscó el gol con más insistencia desde el primer minuto.

Sin embargo, fue el Impact quien tuvo las primeras oportunidades y pudo haberse puesto adelante a pocos minutos del inicio con un cabezazo de Lamar Neagle que raspó el poste derecho del arco de Houston.

Pero por el contrario, fue Macoumba Kandji quien marcó el primero al minuto siete luego de una enredada jugada (otra vez) que terminó con el balón dentro del arco luego de una serie de rebotes entre el delantero, el defensor Zarek Valentin y el arquero Donovan Ricketts.

El 1-0 habría sido suficiente para el Dynamo ante un equipo que nunca encontró la manera de atacar. Marco Di Vaio recibió pocos balones hasta ser sustituido en el minuto 61, visiblemente frustrado.

La propuesta del DT no dio los resultados esperados, luego de dejar en el banco a Patrice Bernier y Justin Mapp, dos jugadores claves en el esquema del Impact. Si se quiere ver el vaso medio lleno, se podría decir que Marsch puede darse el lujo de hacer experimentos en esta primera campaña en la MLS, en la que el club todavía busca una identidad.

Sin embargo, eso no será suficiente excusa para diluir la frustración de los fanáticos.

Ante lo inofensivo del ataque montrealés, Houston decidió cerrar el negocio y ofrecerle a su público una goleada.

Bobby Boswell clavó un cabezazo en un córner al minuto 84. Otro gol a balón parado, el gran dolor de cabeza para el DT esta campaña. Ya con los brazos caídos y con las piernas débiles, Kandji entró al área sin resistencia y fusiló sin problemas al portero para su segundo de la noche y el 3-0 definitivo.

Houston había prometido venganza luego del 4-2 sufrido en Montreal y cumplió. El cuadro naranja se puso en el tercer puesto de la Conferencia Este, mientras  el Impact sigue en la casilla siete y alejándose de los puestos de postemporada.

Montreal vuelve a casa para renovar las ideas, en medio tendrá un amistoso contra el Olympique Lyonnais el martes en el estadio Saputo. El próximo sábado recibirán en casa al Red Bull de Nueva York.

Twitter: @PabloJinkopablo@noticiasmontreal.com