viernes, 27 de julio de 2012

Alcaldía de Toronto responde a las críticas generadas por una foto de Rob Ford con un neonazi

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Rob Ford alcalde de toronto y un neonazi Jon Latvis

La oficina del alcalde de Toronto, Rob Ford, está respondiendo ante las críticas generadas luego de fuera hecha pública una foto del burgomaestre posando con un neonazi.

La imagen de Ford posando con Jon Latvis logró titulares después de aparecer este jueves en el blog del estratega y excandidato liberal, Warren Kinsella, quien se preguntó: ¿por qué el alcalde de Toronto es amigo de un ex ícono neonazi?.

Latvis era miembro de la banda Rahowa (Racial Holy War), según Kinsella y varias publicaciones de Internet.

La foto apareció por primera vez el pasado 6 de mayo en una página de Facebook que tiene el nombre de Latvis, según el Toronto Sun.

En ese momento, la etiqueta decía “en mi encuentro con el alcalde de Toronto, Rob Ford…en el Ayuntamiento de Toronto”.

Luego de la fotografía apareciera en la página de Kinsella, se convirtió en viral sobre Twitter. Para el jueves en la tarde, de hecho, Rob Ford era trendic topic, informa The Huffington Post.

En un comunicado, la oficina del alcalde asegura que la foto fue tomada este año en el Ayuntamiento de Toronto, en un evento en el que Ford posa  con más de 700 personas.

El hombre, que no se identifica a sí mismo como Jon Latvis -según la alcaldía-, pidió una futura reunión con la autoridades municipal.
Ford le concedió el encuentro, en la que el hombre expresó sus preocupaciones sobre “temas de tránsito”. La reunión se llevó a a cabo en mayo de este año.

“El alcalde no estuvo al tanto de los argumentos de que este individuo era racista o algún otro comentario negativo, ni tampoco hubo comentarios similares en la reunión”, se lee en el comunicado. “El alcalde de Toronto es un gran amigo de la comunidad judía y deplora el antisemitismo en cualquier forma”.

Los usuarios de Twitter no están del todo convencidos con la explicación, preguntándose si la foto es parte de otra movida que involucra la no participación del alcalde en ciertos eventos y hasta sus comentarios sobre la posibilidad de “botar” de la ciudad a quienes estén relacionados con crímenes armados. Otros cuestionaron por qué el alcalde falló en hacer la conexión entre el hombre uniformado y sus creencias.

Sea lo que sea que ocurrió entre los dos hombres, la foto no puede hacer otra cosa sino aumentar la lista de cosas extrañas a las que el alcalde ha estado vinculado. En todo caso, se puede asegurar que el burgomaestre no ha tenido un año fácil en su despacho.

Foto: Facebook