domingo, 29 de julio de 2012

Sobre las telenovelas, la cultura latinoamericana y las burlas de un columnista de «La Presse»

Publicado en:
Blogs
Por:
Temas:

Telenovela Telemundo Pablo Escobar

El periodista de La Presse, Patrick Lagacé, columnista de dicho periódico, así como animador del programa “Le Francs Tireurs”, émitido por Télé-Québec, se burla de la televisión en español emitida en Estados Unidos y producida en México.

Entre la cultura de la televisión latinoamericana es conocido que las telenovelas son una parte de la diversión de bastante gente, de hecho son los programas con mayor rating de la televisión hispana.

“Estoy en un Motel de Estados Unidos viendo una telenovela, un maquillaje aplicado de manera exagerada, actuación de actores exageradas, me hace pensar a RBO”, comentó la noche del jueves al viernes en su cuenta Twitter.

Al preguntarle por la misma vía si conocía el canal y la novela el propio Lagacé contestó “que era Univision y que no conocía el nombre de la novela”.

Sin embargo la burla no paró ahí, después de haberle recomendado cambiar de canal y ver una serie que está comenzando en la competencia de Univision y que habla sobre la vida del narcotraficante Pablo Escobar, el periodista, siguió arremetiendo contra los actores y el guion.

“Un actor malo en pena de amor”, dice en otro de sus mensajes. En otro, con un tono de burla, dice: “ya no está en pena de amor ya que ella regresó”.

En otro mensaje logra hasta burlarse del «carré rouge» de la huelga de los estudiantes en Quebec, cuando expone una escena de la telenovela donde el actor tiene un trapo rojo entre las piernas.

Para los que no saben que es RBO, es Rock et Belles Oreilles, un grupo de comediantes muy conocidos en la provincia.

Este grupo parodiaba en la televisión estatal a las estrellas y políticos de los años ochenta. El más conocido protagonista es Guy A. Lepage, quien está al frente del segundo programa de mayor rating de Quebec, “Tout le Monde en Parle”, emitido y producido por Radio-Canada gracias a la subvención del gobierno de Canadá.

Si se insiste en el tema de la subvención es porque, tal vez no lo sepa el señor Lagace, por muy “mediocre” que puede ser la telenovela, es producida con fondos privados y dichas producciones son vendidas alrededor del mundo, sin necesidad de la ayuda del gobierno y de los impuestos de los contribuyentes.

Me pregunto, ¿qué hace un periodista serio burlándose de una parte de la cultura televisiva de masa? ¿Es esto permitido bajo el código de deontología de los periodistas? ¿Qué pensará su jefe de que uno de sus empleados se burle de un gran número de neoquébécois, de herencia latina, que han llegado a Canadá desde los años 70?

Al mismo tiempo creó el hashtag #telenovelacomentée, que nadie siguió, pero sí tuvo respuesta a sus tuits por parte de sus seguidores, que iban por el mismo camino de la burla.

Peor aún, a las 2:15 am se burló del debate de candidatos de México exponiendo una foto de un programa similar a lo que era RBO, sabiendo, si realmente tiene cultura general, la situación por la que está pasando México y sobre todo la situación que los mexicanos están viviendo en este país, antes y después de la adopción de la ley C-38.

¿Se le olvida a este periodista que son mexicanos, guatemaltecos y hondureños, entre otros, los que vienen a trabajar las tierras de esta provincia para hacer el trabajo que muchos canadienses franceses no quieren hacer por la suma de $9,75 la hora? Trabajadores que dejan hasta su vida (un hombre guatemalteco de 64 años de edad murió luego de ser golpeado por un rayo).

No sé si ha visitado las granjas donde trabajan esos latinoamericanos, donde la única diversión y cercanía hacia su pueblo son las telenovelas que logran ver por televisión.

Si la respuesta es que eran mensajes con humor, es un humor negro que ofende a una comunidad.

Porque de dichas telenovelas han salido estrellas mundiales como Sofia Vergara, quien hoy es la mujer mejor pagada de la televisión americana, según la revista Forbes; Salma Hayek, cuya trayectoria no tiene necesidad de ser mencionada.

Diego Luna y Gael García Bernal, quienes han llegado a colocarse como actores buscados por grandes directores, pero sobre todo que han tenido la audacia de distribuir en el Distrito Federal la cinta Monsieur Lazhar, película producida en Quebec y que fue nominada al Oscar de mejor película extranjera.

También pusieron la obra Incendies en el teatro en el 2011, cuya versión cinematográfica fue producida también en Quebec y fue nominada a mejor película extranjera.

Si las telenovelas tienen mala fama, nos guste o no, son parte de la cultura de la televisión en español y ningún periodista extranjero tiene derecho, en mi opinión, a burlarse de dichas producciones sin tener el mas mínimo conocimiento del impacto que tienen en la audiencia.

Twitter: @JorgeContreras