lunes, 30 de julio de 2012

El gobierno argentino desembolsará $2.281 millones para poner fin al histórico «corralito»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El 3 de diciembre  de 2001 millones de argentinos quedaron impedidos de sacar su dinero de los bancos. Quedaron represados unos 66.000 mil millones de dólares. Es lo que se llamó el «corralito» financiero.

Algunos tenían dólares, otros pesos. Algunos, a través del tiempo y de la justicia, recuperaron parte de su dinero. Para los otros el gobierno creó los bonos Boden, en dólares. Los últimos Boden se vencen este año, y unos pocos el 2013.

Con el traspaso por parte del gobierno argentino el próximo viernes de 2.281 millones de dólares del Tesoro al sector privado, quedarán saldados los últimos bonos, 2012 y 2013, con lo cual se pondrá punto final al «corralito» argentino.

La pregunta es ¿qué se va hacer con los dólares de esos bonos, ahora que en el país existe el control cambiario? ¿Se van a permitir depositarlos en el exterior o deberán cambiarlos en moneda nacional?.

Es de esperar que estos poseedores de bonos no caigan en otro «corralito».

Reporte de EFE:

Argentina se prepara para cancelar el próximo viernes un millonario vencimiento de bonos públicos entregados a clientes bancarios víctimas del denominado «corralito«, un pago que, según afirmó hoy el Gobierno, honrará sin por ello afectar indicadores sociales.

Se trata de la cancelación de los denominados Boden 2012, por un total de 2.281 millones de dólares, títulos públicos emitidos en julio de 2002, en plena crisis financiera, para ser entregados a los clientes bancarios cuyos depósitos quedaron atrapados en el «corralito».

«Faltan cuatro días», dijo hoy el ministro de Economía argentino, Hernán Lorenzino, a través de su cuenta en la red social Twitter, donde lleva la cuenta regresiva de los días que restan para el próximo viernes bajo la palabra clave «#independenciaeconomica«.

El reloj también corre desde el sitio web del Ministerio de Economía y desde contadores digitales instalados en la sede de esa cartera, donde se marcan los días, horas, minutos y segundos que restan para saldar la millonaria deuda, una carga que, una vez saldada, hará «más libre» al país, según el Gobierno de Cristina Fernández.

Desde Twitter, Lorenzino suele citar frases del fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), quien en 2006 declaró «la independencia» de Argentina de los dictados del Fondo Monetario Internacional (FMI) al cancelar en un solo pago la totalidad de las deudas del país con ese organismo, por 9.500 millones de dólares.

El ministro aseguró hoy que, «bajo un programa del FMI», «no hubiera sido posible» para Argentina la nacionalización de los fondos de pensiones, la puesta en marcha de la asignación universal por hijo (subsidio para familias con niños) y la reforma de la carta orgánica del Banco Central.

Según Lorenzino, la «gran diferencia» ahora es que Argentina «paga el corralito» y «al mismo tiempo» baja la tasa de desempleo y la mortalidad infantil.

Argentina reestructuró en 2005 la mayor parte de la deuda por 102.000 millones de dólares en manos de acreedores privados declarada en mora a finales de 2001.

En junio de 2010, cerró un nuevo canje para refinanciar las deudas remanentes en cese de pagos desde 2001.

El país suramericano escucha todavía en tribunales estadounidenses los reclamos de fondos especulativos que rechazaron ingresar en esos canjes de deuda, con bonos por unos 3.500 millones de dólares.

Asimismo, Argentina tiene pendiente de renegociación una deuda en mora con el Club de París (integrado por 19 países desarrollados), por unos 6.750 millones de dólares.

Fotos: mirdig.wordpress.com