martes, 31 de julio de 2012

Liberales piden un estudio sobre el impacto de la eliminación de los servicios para soliciantes de refugio

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Kevin Lamoureux Partido Liberal

El Partido Liberal no está de acuerdo con la decisión de los conservadores de eliminar los servicios médicos gratuitos para solicitantes de refugio.

Es por eso que están hacienda un llamado al ministro de Inmigración, Jason Kenney, que apoye un estudio sobre el impacto que tiene su decisión de eliminar estos programas, una medida con la que los liberales buscan revertir la decisión del Gobierno Federal.

Kevin Lamoureux, diputado de la tolda liberal, anunció este martes que su partido tiene la intención de proponer una moción a la comisión de ciudadanía e inmigración del Parlamento para pedir un estudio a fondo sobre el impacto que tendrán los recortes.

La idea es medir las consecuencias en los solicitantes de refugio que no podrán tener acceso a distintos servicios médicos, psiquiátricos, dentales, así como un programa para medicamentos. Así mismo, esperan que la iniciativa ofrezca distintas opciones para mantener los distintos programas.

Estamos tomando este tema muy en serio”, dijo Lamoureux en una rueda de prensa en Ottawa. “Es importante que escuchemos a los interesados”.

Pero las acciones de los liberales no buscan solo encontrar soluciones, sino también fiscalizar las medidas del ministro Jason Kenney en cuanto a la reforma de inmigración. Piden al ministro conservador presentar evidencia que fundamente su decisión de recortar este tipo de programas.

Exigen a Kenney demostrar que tomó la decisión en base a estudios y consultas y no solo a su opinión personal.

“Había una gran cantidad de sospechas de que esta decisión se tomó en base a un impulso, que no hubo consultas reales”, dijo Lamoureux. “No hemos visto eso y quisiéramos ver la evidencia”.

Así mismo, criticó la postura de Kenney, quien suele “demonizar” a los refugiados, según dijo el parlamentario liberal, al referirse a muchos como “falsos refugiados”.

Desde el pasado 30 de junio el Gobierno Federal eliminó una serie de servicios médicos y psiquiátricos para personas que solicitaron refugio y están esperando una respuesta. La medida levantó fuertes críticas y movilizaciones de grupos inmigrantes, así como miembros del sector de la salud, quienes están en contra de la política.

Algunos califican que Canadá trata mal a los inmigrantes, en especial a los refugiados y que no están tomando en cuenta los efectos negativos que podría tener.

Pero Kenney y su círculo ha defendido la medida, la cual ahorrará $20 millones al año en el reciente presupuesto presentado por el Gobierno.

Hace unas semanas, Rick Dykstra, secretario parlamentario del ministro de Inmigración, dijo a Noticias Montreal que la medida era completamente “lógica”, pues era “injusto” que estas personas recibieran servicios a los que los canadienses y residentes permanentes no tienen acceso.

De igual forma, dijo que con los recientes cambios al sistema de refugios, por medio de la Ley C-31, se recortará el tiempo de espera antes de que una persona reciba una respuesta sobre su solicitud de refugio. De esa manera estas personas no deberían necesitar de servicios médicos de largo plazo.

Foto: Facebook – Kevin Lamoureux