jueves, 2 de agosto de 2012

Ontario: Un ladrón regresa los objetos que robó de una casa y deja $50 por los daños ocasionados

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Policía de Guelph Ontario

Una familia no se había dado cuenta de que había sido robada sino hasta que encontró una bolsa con los artículos sustraídos con 50 dólares que acompañaban a una carta de disculpas que escribió el ladrón.

El ladrón dijo que el robo “fue el peor error de mi vida” y que el dinero cubriría los gastos de reparación de la puerta que había sido violentada.

Una cámara y una consola de videojuegos habían sido robadas de una residencia en Guelph, Ontario, el jueves pasado, pero pocas horas después fueron devueltas en una bolsa verde, junto con la carta de disculpas y el dinero en efectivo.

“No puedo decir con palabras lo arrepentido que estoy”, explicó en la nota, agregando que tenía problemas financieros.

“Esta es la primera y la última vez que cometo un crimen. Por favor, encuentren una forma en sus corazones de perdonar a este extraño que los hirió”.

En la carta, el ladrón también explicó que se sentía avergonzado y que hará al menos 15 horas de servicio comunitario para “parcialmente” reparar el daño, según informa CBC.

El sargento de la Policía de Guelph, Doug Pflug, dijo que los items fueron robados mientras la familia paseaba a su perro, pero que el robo no fue percatado hasta que uno de los miembros encontró la bolsa fuera de la casa, al día siguiente.

Pflug indicó que al darse cuenta de que habían sido robados, sintieron un gran temor y pidieron a la policía que no los identificaran.

“Fueron sorprendidos”, dijo. “No sabían que su casa había sido violentada”.

El oficial aseguró que la policía no está cerrando el caso, pero explicó que el cambio en el corazón del ladrón no elimina el arresto, si lo ubican.

“Aunque dijo que es la primera vez que comete un crimen…¿cómo lo sabremos?”, aseveró.

Pflug indicó que en Guelph hubo un caso similar el año pasado, cuando productos robados de un estacionamiento fueron regresados con una nota que decía “dos niños estúpidos”.

Foto: Policía de Guelph