domingo, 5 de agosto de 2012

Clint Eastwood se coloca del lado de Mitt Romney. «El país necesita al gobernador Romney», dijo

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Torciendo un tanto la tendencia hacia la izquierda de gran parte de las más conocidas figuras de Hollywood, Clint Eastwood, por el contrario, se alineó con el candidato republicano a la Casa Blanca Mitt Romney.

«Ahora más que nunca necesitamos al gobernador Romney», declaró el famoso actor y director.

El reporte de Abc.es

Después de una semana de malos titulares, Clint Eastwood le ha salvado la papeleta este fin de semana a Mitt Romney. «Creo que el país necesita un empujón. Ahora más que nunca necesitamos al gobernador Romney. Voy a votarle», dijo el director de cine sobre el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, con el que apareció en una cena para recaudar fondos destinados a su campaña. «Me ha dado el día. Qué tipo», bromeó entusiasmado Romney.

No es ninguna sorpresa la deriva izquierdista de muchos de los talentos de Hollywood —son numerosos los que han expresado su apoyo a Barack Obama, de George Clooney a Antonio Banderas—, como tampoco la orientación republicana de otros grandes nombres del cine, entre ellos singularmente Clint Eastwood.

El director de «Sin perdón» y «Million Dollar Baby», películas galardonadas con oscars, se define a sí mismo como libertario. «Soy demasiado individualista para ser de izquierdas o de derechas», ha explicado en alguna ocasión. No obstante, esa inclinación por la libertad individual, que en asuntos sociales le lleva a posiciones liberales (aceptación del aborto y del matrimonio gay), ha orientado normalmente su voto hacia los republicanos en las presidenciales, pensando en términos económicos, ya desde Eisenhower. «Necesitamos enormemente un sistema de impuestos decente, que sea justo y que no lleve a la gente a medirse unos con otros para ver quién paga impuestos y quién no», dijo el viernes en el acto con Romney.

Esa cena en Sun Valley, en California, donde Eastwood reside, era uno de los primeros actos de Romney tras su regreso del viaje que hizo a Reino Unido, Israel y Polonia. Una serie de meteduras de pata y declaraciones controvertidas por parte del candidato republicano se cerraron con un extemporánea reacción de su jefe de prensa, que impidió a los periodistas que forzaran una última rueda de prensa. «Besadme el culo», les dijo irritado, con una expresión que en inglés no suena tan gráfica por repetida, pero es igualmente fuerte.

Varios medios estadounidenses resaltan que esos problemas de Romney le están impidiendo sacar rendimiento electoral ante un Obama cuya gestión, sobre todo la económica, no está siendo bien puntuada por la población. Si bien el dato del viernes de que el paro subió una décima, de 8,2% a 8,3%, no ayuda a Obama, el candidato demócrata ha acabado la semana con un punto más en el sondeo diario de Gallup, donde alcanza un 47% de intención de voto, frente al 45% de Romney.

«Demasiado guapo para ser gobernador»

El viernes por la noche en Sun Valley, Eastwood explicó que cuando rodó «Mystic River» hace diez años en Massachusetts, Romney estaba haciendo campaña en ese estado para el puesto de gobernador. Bromeó que a la vista de los carteles del candidato se llegó a decir: «Cielo santo, este tipo es demasiado guapo para ser gobernador, tiene pinta para ser presidente». «Al pasar los años, empecé a pensar aún más así», añadió.

Eastwood se ha mostrado siempre respetuoso con Obama, pero ya en febrero advirtió que no es un seguidor político suyo. Lo dijo entonces para hacer frente a la polémica que suscitó un anuncio de televisión de Chrysler, emitido en el intermedio de la Superbowl y narrado con su voz, que fue visto como un espaldarazo al rescate de Obama al sector automovilístico.

Foto: Ap