martes, 7 de agosto de 2012

Guerra en los medios: lanzan campaña para detener la compra de Astral por parte de Bell Canada

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Carta Pública Bell Media Québecor Cogeco Eastlink

La compra de Astral por parte de la gigante de las comunicaciones de Canadá, Bell, no ha caído muy bien en muchos ciudadanos… y menos aún en los directivos de las empresas de la competencia.

Los CEO de Cogeco, Eastlink y Québecor no se quedaron de brazos cruzados y presentaron este martes una campaña para tratar de bloquear la transacción en la que Astral Media, un aglomerado de medios de comunicación, pasará a ser parte de Bell.

Los ejecutivos piden al público que hagan sentir su voz, manifestando su descontento ante el Gobierno Federal en Ottawa.

En una rueda de prensa, los miembros de varias de las empresas más conocidas del país, y en especial de Quebec, se aliaron en un frente común para intentar detener el crecimiento de Bell.

Alegan que la transacción dejará una situación de monopolio que afectará la sana competencia y por ende los servicios. Según las cabezas de Cogeco, Eastlink y Québecor, la operación se traduciría en aumento de los precios de servicio de televisión, así como una caída en las producciones independientes canadienses.

Bell Canada hizo hace un tiempo el anuncio de que compraría a Astral Media por una astronómica cifra de $3,38 millardos. La empresa ya tiene unos ingresos superiores a $17 millardos al año y con esta fusión crecería aún más.

Bell Canada es dueña de varias de las cadenas de televisión más importantes, como CTV y TSN. Ahora uniría a sus filas otras licencias como HBO Canada, The Movie Network, Family, entre otros, que hasta ahora son propiedad de Astral.

Según dijo el grupo de ejecutivos, si el Consejo de Radio y Teledifusión de Canadá (CRTC en inglés) aprueba la fusión de las dos empresas, Bell pasará a dominar 37,6% del contenido que se transmite en Canadá a través de la televisión.

Pierre-Karl Péladeau, CEO de Québecor, la más grande empresa de medios de Quebec, fue uno de los más efusivos en cuanto a pedir que Ottawa bloquee la transacción. Sin embargo, el directivo ha sido acusado también de crear un monopolio comunicacional a lo largo de la provincia. Québecor es propietaria de varios periódicos como el Journal de Montréal y la red Canoe, así como varios canales de televisión como TVA y V. Además, son dueños del sistema de cable, internet y teléfono, Videotron.

Los tres directivos acompañaron su rueda de prensa junto a toda una campaña de publicidad en varios medios para hacer llegar su mensaje. Hasta este jueves el CRTC recibirá las opiniones de los ciudadanos antes de comenzar las audiencias para determinar la validez o no de la fusión.

La compra de Astral por parte de Bell ocasionó también polémica por la decisión de cerrar la emisora deportiva en inglés TSN 990AM para transformarla en RDS Radio, una emisora deportiva completamente en francés.

El anuncio se debe únicamente a que ante la fusión con Astral Media, Bell Canada pasará a ser propietaria de un número de emisoras en inglés superior al permitido por la ley.

Para más información pueden visitar la página saynotobell.ca