miércoles, 8 de agosto de 2012

Pauline Marois desea que el 100% de los estudiantes regresen a clases

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Aunque juzga de «infame» a la ley que pone fin a la huelga estudiantil, Pauline Marois desea  que los estudiantes y profesores respeten la normativa y pongan fin a la huelga, según lo informa Le Devoir.

En efecto Marois dijo este martes en Sainte-Anne-des-Monts, que «desearía que el 100%  de los estudiantes regresen a clases«. La jefa del Parti Québécois portó el «carré rouge«, símbolo de la huelga estudiantil, hasta hace poco, acto por lo cual fue muy criticada por sus adversarios.

La líder  pequista dijo esto en momentos que los estudiantes se aprestaban a votar si retornan o no a clases. Desde el pasado mes de febrero un 30% de los estudiantes se encuentran en huelga.

Marois dijo, sin embargo, «no quiero inmiscuirme en el ejercicio democrático de los estudiantes. Ellos tienen sus propias reglas«.

La candidata a convertirse en Primera Ministra de la provincia indicó que  «los gobiernos pequistas pasados permitieron la constitución de asociaciones estudiantiles. Por tanto, es evidente que no deseo más que haya una gran participación. Porque eso les pertenece (a los estudiantes)».

Marois y el fin de la huelga

Si bien la jefa péquista desea el retorno masivo a clases, ¿propone entonces el fin de la huelga?

«No», yo no he dicho eso». Sin embargo, enseguida agregó «Es porque, evidentemente, ellos (los estudiantes) deben terminar sus estudios. Las universidades deben continuar funcionando normalmente».

Acuerdo con los profesores

En cuanto al acuerdo entre el gobierno y los sindicados de profesores para compensar a estos últimos, Pauline Marois sostuvo que los $18 millones son inevitables. Que Jean Charest «debe asumir las consecuencias de esta crisis, otorgando estos $18 millones a los profesores. Creo que es normal que les otorgue lo que le han pedido, más allá de lo previsto» Porque, según Marois, el jefe liberal ha «provocado» deliberadamente esta crisis con fines electorales.

Foto: lapresse.ca