viernes, 10 de agosto de 2012

El Índice del precio de los alimentos sufre un repunte y puede provocar una crisis alimentaria

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Tras tres meses de descensos, el precio de los alimentos subió 6% el mes pasado según el Índice de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). El Índice se situó en un promedio de 213 puntos en julio y se obtiene tras medir las variaciones de los considerados productos básicos en la cesta de la compra tales como carne, lácteos, cereales, o azúcar. Estos dos últimos fueron los que más sufrieron el incremento de los precios.

La sequía y las malas condiciones meteorológicas que afectaron a algunos cultivos de Estados Unidos provocaron que el precio del maíz aumentara casi un 23% en julio. Por su parte, las lluvias a destiempo en Brasil, el mayor exportador mundial de azúcar, así como la tardanza del monzón en la India y las pocas precipitaciones registradas en Australia contribuyeron a que el precio de este producto se encareciera el mes pasado.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura advirtió también de que si los países restringen las exportaciones por el incremento del precio de los cereales, se podría repetir una crisis alimentaria parecida a la vivida en los años 2007-2008.

En esos años, la subida del precio de los carburantes que alcanzó niveles record, los cambios climatológicos o las restricciones en las políticas de exportación de distintos países incrementaron el alza de los alimentos que desencadenó protestas en países como Egipto, Camerún o Haití.

Abdolreza Abbassian, economista y experto en cereales de la FAO, afirmó que «esta vez no aplicaremos malas políticas ni intervendremos en los mercados mediante restricciones«, y en ese caso «no viviremos una situación tan seria como la de 2007 y 2008”.

Como consecuencia del incremento del precio de los cereales, la ONG Oxfam manifestó en un comunicado que este hecho podría poner en peligro la seguridad alimentaria y arrastrar a millones de personas a la malnutrición y hambruna ya que muchos países no son capaces de autoabastecerse. Yemen es uno de los países que más preocupa porque el país importa casi la totalidad del trigo, el 90%, y más de 10 millones de personas en ese país sufren hambruna.

(Fuentes: EP y Reuters)

(Foto: Flickr – formalfallacy – Victor Bayon)