sábado, 11 de agosto de 2012

Elecciones Quebec 2012: Marois elude tomar decisión sobre el tema del asbesto

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Marois campaña asbesto

Es necesario que se constituya una comisión parlamentaria para estudiar el caso del asbesto (o amianto) antes de tomar una medida sobre el mismo, dijo Pauline Marois, jefa del Parti  Québécois.

«Es sobre la diversificación de la economía que debemos trabajar, para ver cómo en las regiones de producción de asbesto, podemos progresivamente o completamente deshacernos de la explotación del producto. Porque sin duda las conclusiones deberían ir en ese sentido», fue lo que declaró la jefa pequista esta tarde un centro deportivo en Terrebonne, según lo reporta el diario La Presse.

Por su parte la Coalition avenir Québec (CAQ) propuso hoy descarta la exportación de asbesto.

Québec Solildaire (QS) y Option national (OP) proponen la misma cosa. Pero Pauline Marois no quiso comprometerse con lo mismo.

El PQ desde hace meses no logra decidirse claramente sobre el asunto del asbesto. Reconoce que «todas las fibras de amiante (asbesto)» son cancerígenas. Incluso denunció un préstamo de 58 millones de dólares que aprobó en junio pasado el gobierno de Charest, para la mina de asbestos Jeffrey. Marois, hizo alusión que Tailandia se propone prohibir el amiante, como lo han hecho unos cincuenta países. Pero, Tailandia es uno de los principales clientes de la mina Jeffrey.

Pero a pesar de todo los antecedentes, Pauline Marois estima que falta información para tomar una posición al respecto.

Pero su candidato Réjean Hébert fue mordaz al declarar: «Si no deseamos vivir en casas construidas con amianto, ¿por qué debemos exportar este material a otros países y exponer a nuestros trabajadores al contacto estas fibras?».

Hébert había manifestado también al periodico Solei que no creía que ningún protocolo podría garantizar de el asbesto sea utilizado de manera segura en el extranjero.

Hébert, quien es médico y decano de la Faculta de Medicina de la Universidad de Sherbrooke, sostiene que el debate científico ya fue terminado. «La evidencia científica es bastante firme. La mayor parte de los organismos, como la Organización Mundial de la Salud, OMS) y el Instuto Nacional de la Salud Pública han fijado posición.  Todas las fibras del amiante son cancerígenas», agregó.

Pero el médico debe dar paso al político. Por tanto explicó que un «debate social»  queda por hacer para «saber qué hacer con un producto peligroso». Y señala «que un producto sea peligroso, no significa que debe prohibirse. Tenemos el caso del tabaco. Además, estamos todos los días expuestos productos peligrosos», concluyó.