martes, 14 de agosto de 2012

Destrozos, autos quemados y enfrentamientos violentos con la policía en Amiens, Francia

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

El norte de la ciudad de Amiens, en Francia, fue escenario de fuertes enfrentamientos con la policía, que dejó 16 efectivos heridos. Una turba de jóvenes asolaron desde esta madrugada la ciudad, quemando decenas de autos, contenedores y una escuela. La situación está relativamente controlada. Refuerzos fueron enviados desde París.

Reporte de El Mundo.es

Hace una semana que el ministro del Interior francés, Manuel Valls, había incluido la zona entre las 15 más conflictivas de Francia. Anoche el barrio norte de la ciudad de Amiens (al norte del país) demostró que su clasificación en la lista negra está más que justificada.

Esta madrugada se produjeron fuertes enfrentamientos entre la policía y jóvenes de este barrio, se quemaron contenedores y decenas de coches. Hasta una escuela infantil ardió en llamas.

De momento se desconoce cuál fue el detonante de la mecha, que ardió durante más de tres horas. Al menos 16 miembros de las fuerzas del orden fueron heridos durante la riña, así como varios conductores a los que los jóvenes sacaron de sus vehículos. El alcalde de la localidad, Gilles Demailly, describió una «escena de desolación».

No es la primera vez que se producen peleas entre los agentes y algunos de los habitantes. Según el responsable municipal, la tensión «se vive desde hace meses, aunque nunca había alcanzado estos extremos».

El fin de semana pasado dos policías fueron heridos en los enfrentamientos con unos 60 jóvenes en lo que la prefectura calificó como «una operación coordinada y premeditada» contra los agentes. Estos lanzaron gases lacrimógenos y balas de goma.

El ayuntamiento cifra los daños materiales producidos durante esta madrugada en alrededor de un millón de euros. «Este problema se veía venir desde hace tiempo, hace varios meses y años que el clima no es bueno, ha ido increzendo, ya sabíamos que esto iba a acabar mal», declaró Arnaud Paris, secretario adjunto del sindicato Alliance Somme, a la televisión BFMTV.

El presidente francés, François Hollande, señaló que el Gobierno empleará «todos los medios públicos para combatir la violencia». Incluso el primer ministro, Jean Marc Ayrault, que se encuentra de vacaciones, señaló en un comunicado los «actos inaceptables» de los violentos y prometió dureza contra los autores.

Una zona caliente

El ministro del Interior, Manuel Valls, que se trasladó al lugar durante la mañana, calificó los incidentes de «inaceptables». «Se ataca a policías con armas de fuego, se quema equipamientos públicos indispensables para la población de estos barrios populares y se asusta a los vecinos. No se puede aceptar», dijo Valls.

El ministro del Interior, Manuel Valls, visitará el lugar durante la mañana. La semana pasada incluyó el barrio dentro de las denominadas «zonas de seguridad prioritarias». Esta lista de los puntos calientes en territorio francés era una promesa electoral de François Hollande, que se había comprometido durante la campaña a dotar de medios a estos lugares de difícil convivencia.

Está previsto que en septiembre se envíen más efectivos policiales a estas zonas «caracterizadas por una delincuencia enraizada y malestar entre la población» –en palabras de Valls-, aunque aún no se ha detallado la cifra concreta. De hecho, esta madrugada se tuvieron que enviar refuerzos de París a Amiens para poder controlar los incidentes. Estos permanecerán en el barrio norte varios días.

«Esperemos que se nos proporcionen las herramientas necesarias para poder solucionar este problema que arrastramos desde hace años», dijo Arnaud Paris. Gilles Demailly, el alcalde de la ciudad, explicó a BFMTV que en los últimos meses ya se habían puesto en marcha todos los medios posibles para poder parar la violencia de los jóvenes en el barrio, sin resultados.

Foto: Afp /Ap