miércoles, 22 de agosto de 2012

El Parti Québécois tuvo que rectificar algunos puntos de su polémico proyecto de «ciudadanía québécoise»

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Pauline Marois Parti Québécois

El Parti Québécois tuvo que dar un paso atrás luego del polémico proyecto de “ciudadanía québécoise” que anunciaron este martes.

La jefa del partido soberanista, Pauline Marois, había anunciado un proyecto de ley con el que, de ganar las elecciones, exigiría a los anglófonos, inmigrantes y comunidades autóctonas un “conocimiento apropiado” del francés para poder disfrutar de varios de sus derechos políticos, especialmente el de poder presentarse como candidato a unas elecciones.

En pocas horas la idea fue atacada por varias comunidades. En un comunicado el jefe de la Asamblea de Primeras Naciones de Quebec y Labrador, Ghislain Picard, criticó la postura del PQ y dijo que “no aceptarán imponerse una ley extranjera adoptada por un gobierno provincial”.

La tolda soberanista tuvo que aclarar el tema y rectificar algunos detalles del polémico proyecto de ley 195.

En un comunicado, el partido explicó que el proyecto es el mismo presentado en 2007. Esto quiere decir que las declaraciones de Pauline Marois de este martes fueron más allá de lo previsto. Durante su alocución, la jefa del PQ dijo que la medida no aplicaría solo a los inmigrantes, sino también a los anglófonos y comunidades autóctonas.

Pero el mensaje enviado hoy por su partido aclara que todos los ciudadanos nacidos en la provincia tendrán automáticamente su “ciudadanía québécoise”, así como los que ya sean residentes al momento de su eventual aprobación.

Eso quiere decir que los requisitos solo aplicarán para los nuevos inmigrantes.

Los requisitos giran en torno al nivel de francés, el cual, de ganar el PQ y aprobarse la ley, se mediría a través de un examen. En caso de no aprobar la persona perderá alguno de sus derechos políticos, especialmente no podrá presentarse a ningún tipo de elecciones provinciales.

De igual forma, no podrá financiar a algún partido político ni tampoco podrá presentar peticiones formales ante la Asamblea Nacional.

El PQ tuvo que contradecir este miércoles lo dicho por su jefa 24 horas antes. Marois había alegado que la medida aplicaría para todos, así sean anglófonos o comunidades autóctonas, quienes tendrían que demostrar un “conocimiento del francés” para poder ser candidatos a elecciones.

Foto: Jean-François Brière / Parti Québécois