jueves, 23 de agosto de 2012

«Guerra de los huevos» en México. El gobierno abre las puertas a las importaciones del alimento

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Los precios de los huevos en México han venido aumentando últimamente de manera significativa. Esto ha motivado que el gobierno intervenga para intentar frenar el ritmo de esta alza. México es uno de los principales consumidores mundiales de este producto y siempre se ha autoabastecido del producto.

Pero ahora, a pesar de la suficiente producción nacional, el gobierno decidió abrir las puertas a las importaciones, liberando al producto de todo tipo de aranceles y cupos, para intentar bajar el precio. Medida que no es aplaudida por los productores locales. De todos modos, hasta hoy solo han ingresado al país unas cuantas toneladas desde los Estados Unidos.

Otras de las medidas que intenta poner en marcha el gobierno es tratar de cambiar los hábitos alimenticios del mexicano, invitándolo a consumir otros tipos de productos alternativos, pero que también tienen los valores nutritivos de los huevos.

La Jornada

La importación de huevo quedó totalmente libre de aranceles y cupos determinados, además de que podrá provenir de cualquier nación, anunció el secretario de Economía, Bruno Ferrari.

Dado que nuevamente hay un repunte significativo en el precio de este producto, el gobierno federal anuncia la eliminación de los aranceles a la importación de huevo a los países con los que no tenemos acuerdos comerciales, con la finalidad estabilizar el mercado, complementar la oferta, reducir el precio actual y garantizar el abasto a la población, indicó el funcionario en una conferencia de prensa convocada repentinamente ayer por la tarde, junto con Vicente Yáñez, presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad).

Ferrari aclaró que dicha medida complementa los dos cupos de importación que se autorizaron con la misma finalidad: de 211 mil toneladas de huevo para consumo humano y 24 mil 400 toneladas para uso industrial, cuyos aranceles eran de 45 y 20 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, reconoció que hasta la fecha no ha ingresado al país ni una tonelada de huevo de cascarón, y apenas se logró la importación de entre 300 y 400 toneladas de huevo proveniente de Estados Unidos, y preponderantemente para fines industriales, lo que representa apenas 1.6 por ciento del monto autorizado.

Los cupos fueron publicados en el Diario Oficial de la Federación el 10 y 14 de agosto, más de un mes después de que el secretario los anunció. Ante la tardanza en la importación a la que apuesta el gobierno federal para estabilizar el precio de este alimento del que México es el principal consumidor en el mundo, Ferrari se justificó: nuestro país jamás había importado huevo, es la primera vez que lo vamos a hacer dado que siempre hemos sido autosuficientes e incluso exportadores de este producto, por lo mismo ahora estamos cambiando estos paradigmas.

La conferencia de prensa fue convocada también para anunciar que la Secretaría de Economía y la Antad acordaron que los afiliados a la asociación deberán buscar lograr los mejores precios posibles para este producto, de acuerdo desde luego con la competencia y las prácticas de cada uno, y se están comprometiendo a no incrementar no solamente los precios del huevo sino además del pan blanco y del pan dulce.

No obstante, el dirigente de la Antad, Vicente Yáñez, acotó que los precios son libres, no hay precios fijos, hay competencia y cada quien busca hacer la mejor propuesta al consumidor y éste decide… hay variaciones de precios por tiendas y qué bueno. Añadió que si se incrementan los insumos para la producción del pan, tendrán que ajustar precios.

Bruno Ferrari invitó abiertamente a los consumidores a adquirir huevo en los supermercados. Los invito a que acudan a las tiendas afiliadas a la Antad y comparen precios… De acuerdo con nuestros registros el precio promedio nacional en tiendas de autoservicio es de 22 pesos, mientras en centrales de abasto es siete veces superior a los supermercados, aseguró.

Sin embargo, el precio al que se refirió el secretario corresponde al paquete de 12 huevos, que no llegan a pesar un kilo y se venden en supermercados, como consta en los monitoreos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y recorridos realizados por este diario en diferentes supermercados.

Cuestionado sobre si equiparaba el kilo de huevo que se vende a granel en centrales de abasto, mercados y tiendas con los cartones de 12, 18 y 30 piezas en supermercados, Ferrari respondió: los datos que se están tomando son por kilo, se calculan entre 15 y 18 pesos por kilo, ora si que depende de la gallina y del gallo, pero estamos alrededor de 15 huevos por kilo y es matemática muy sencilla.

Yáñez sólo mencionó que hay que hacer la comparación de forma correcta, si son kilos, docenas o paquetes de 18.

El secretario Ferrari insistió en que la población debe optar por otros alimentos mientras el huevo baja de precio, de manera que sugirió consumir salchicha de viena y jamón de pavo como alternativa proteínica, cuyos precios son de 22 y 27 pesos el cuarto de kilo, respectivamente.

El precio promedio del huevo ponderado por Ferrari sólo se refiere a las tiendas de autoservicio, ya que el titular de Profeco, Bernardo Altamirano, admitió a La Jornada que por problemas de logística, capacidad y metodología, la dependencia no monitorea los pequeños negocios donde la mayoría de la población adquiere el producto.

En sucursales de Wal-Mart, Comercial Mexicana y Soriana del Distrito Federal –estado donde Ferrari dijo que el alimento alcanza el precio más caro del país– este diario detectó que el precio del cartón de huevo de 18 piezas (equivalente a un kilo) se vendió este miércoles entre 28.40 y y hasta 36.90 pesos. La caja con 30 piezas osciló entre 46 y 53.40 pesos. En Soriana fue donde se encontraron los precios más elevados. En la presentación docenera, la más barata fue la de 18.40 de la empresa Tehuacán, y a 20 pesos en la marca propia Aurrerá de Wal-Mart. Los de Bachoco y Calvario se vendieron entre 24 y hasta 36.90 pesos.

No todos los supermercados tienen abasto, por ejemplo, en el Super Issste de Doctor Vértiz y Obrero Mundial estaba vacío el espacio donde se vende el huevo y el personal comentó que surtieron el martes y se acabó de inmediato a un precio de 27 pesos el paquete de 18 piezas.

Foto: Víctor Camacho / jornada.unam.mx