sábado, 25 de agosto de 2012

Hacen cola para apreciar la restauración (¿fallida?) del Ecce Homo

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Últimamente la palabra Ecce Homo ha dado la vuelta al mundo, relacionada con una fallida restauración de un retrato de Jesús.

La historia cristiana señala que Poncio Pilatos al presentar a Jesús, ante muchedumbre, dijo «Ecce Homo» (He aquí al hombre), para luego «lavarse las manos» y enviarlo ante la potestad de Herodes, quien definió la suerte de Jesús.

Del tal manera que la imagen de Ecce Homo, muestra un Cristo en condiciones deplorables, ensangrentado, golpeado, físicamente desmejorado. Hay muchas versiones de esta escena.

Una de ellas fue pintada en un muro de la iglesia del Santuario de Misericordia, de Borja, en Zaragoza, España. El tiempo la había deteriorado, de tal manera que la señora Cecilia Giménez, de 81 años, decidió un día restaurarla. El resultado fue realmente un desastre. Hoy ya no solamente es un sufrido Cristo, sino un Cristo desfigurado, ya es otro.

Pero este acontecimiento ha hecho más famosa a la obra, a la Iglesia y también a la autora de la restauración. Actualmente la gente hace cola para apreciar esta obra, que no necesariamente desagrada a todos, han muchos a quienes les gusta como quedó.

Cosas de la vida.

Colas de espera para fotografiarse con la restauración fallida del Ecce Homo

Rtve.es

Decenas de ciudadanos han tenido que guardar cola este sábado durante la romería al santuario de Nuestra Señora de la Misericordia de Borja para fotografiarse con la pintura del Ecce Homo, cuya»restauración» fallida ha dado la vuelta al mundo y ha sido el fenómeno estrella de las redes sociales.

En el santuario se ha podido sentir toda la mañana una expectación indudablemente mayor a la de otros años, por la presencia de numerosos medios de comunicación, pero también de muchos curiosos que han querido inmortalizar su imagen junto a la que ya se conoce como «la peor restauración de la historia».

Los vecinos de la ciudad de Borja han manifestado su «más absoluto apoyo» a la autora de la «restauración», Cecilia Giménez, una anciana de 81 años que todos tienen como «una muy buena persona» que hizo la intervención en la pintura de «muy buena fe» y «con la mejor intención del mundo».

De hecho, algunas mujeres ya han dejado claro que a ellas lo que menos les importa es lo que se vaya a hacer con el Ecce Homo pintado en uno de los muros de la iglesia a principios del siglo XXI por el artista Elías García Martínez, porque lo importante es el estado de Cecilia, una mujer con una vida difícil y que estos últimos días se ha visto desbordada por la repercusión que ha tenido su involuntario error, que ha dado pie a todo tipo de chanzas.

Tanta ha sido la expectación provocada, que el Ayuntamiento de Borja ha contratado para la jornada de este sábado a un guardia de seguridad y ha colocado un cordón a un metro y medio de la pintura, para salvaguardar su estado y evitar que los curiosos se acerquen demasiado, como si se tratase de la mismísima Gioconda o de La Maja Desnuda.

Foto: Pantalla de video Rtve.com