miércoles, 29 de agosto de 2012

Condenado a pena de muerte el único terrorista capturado por los atentados de Bombay

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Antes un poco de historia:

El miércoles 21 de noviembre del 2008, llegan a Bombay, India, desde uno de los estados de ese país, Gujarat, un pequeño grupo de jóvenes a librar una guerra. Llegan al muelle de Sasson, en uno de los tantos barcos pesqueros y de allí con balsas inflables entrar a las orillas de Bombay.

Roban un vehículo, disparan a quien se interponga y van hacia los lugares turísticos y allí comienzan sus verdaderos ataques. Abren fuego en la estación de tren, en dos hospitales, un café y concentran al interior de los hoteles de lujo Taj Mahal y Oberoi y toman como rehenes a todos los que estaban por allí.

Las fuerzas de seguridad que ya habían empezado a contraatacarlos quedaron sorprendidas de la capacidad de combate de estos jóvenes de no más de 30 años, verdaderos comandos, coordinados entre sí con una sintonía perfecta.

El balance total de los muertos de aquella asonada fue de 166 personas. En cuanto a los terroristas, algunos murieron en el combate, otros quizá huyeron, y uno solo fue capturado. El paquistaní Mohammed Ajmal Amir alias ‘Kasab’.

Precisamente -y volviendo a la actualidad- Mohammed Ajmal Amir fue condenado hoy por el Tribunal Supremo de la India a la pena de muerte, por su responsabilidad en los mencionados ataques.

Kasab ya había reconocido su culpabilidad e incluso él mismo pedía se ejecutado, al parecer arrepentido de sus actos; pero la parte acusadora, sostenía que con ello solo quería llevarse a la tumba el secreto de los autores intelectuales de ese ataque.

De todos modos la defensa cambió después de parecer y pidió clemencia para su defendido, que ya había sido condenado por un tribunal antiterrorista en el 2010. Pero la instancia suprema rechazó ese pedido y ratificó la sentencia anterior. Al acusado solamente le queda la opción de apelar a la clemencia del presidente del país.

El Mundo.es

El Tribunal Supremo de la India confirmó este miércoles la pena de muerte contra el ciudadano paquistaní Mohammed Ajmal Kasab, único detenido por los atentados de 2008 en Bombay, que causaron la muerte de 166 personas.

La corte tomó esa decisión tras rechazar la apelación presentada por el condenado, informaron fuentes judiciales.

Kasab había sido condenado a muerte por una corte especial antiterrorista el 6 de mayo del 2010, en una sentencia que fue ratificada un año después por el Tribunal Supremo de Bombay.

Tras la decisión de este miércoles , al condenado solo le queda una petición de clemencia al presidente indio, Pranab Mukherjee, como único recurso para evitar su ajusticiamiento.

El comando terrorista que cometió los atentados de Bombay estaba formado por 10 ciudadanos de Pakistán, de los cuales nueve fueron abatidos por las fuerzas de seguridad, mientras que Kasab resultó herido y detenido.

Los asaltantes llegaron por vía marítima a la India y atacaron varios puntos emblemáticos de Bombay, como la estación Victoria, un famoso restaurante, un centro judío y dos hoteles de lujo de la ciudad portuaria y capital financiera de este país.

La India acusó al grupo separatista cachemir Lashkar-e-Taiba -que cuenta con respaldo de Pakistán-, de haber organizado los atentados, sin que el Gobierno de Islamabad haya reconocido ninguna implicación oficial en la ejecución de los ataques.

Foto: Reuters / elmundo.es