miércoles, 29 de agosto de 2012

Corte Suprema condena al diputado João Paulo Cunha, involucrado en el escándalo «mensalão»

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Según informaciones de última hora recogidas de folha.uol.com.br de Sao Paulo, el Tribunal que juzga a 38 acusados del mayor proceso contra la corrupción que se desarrolla en Brasil -y que involucra a políticos, empresarios y exfuncionarios del régimen de Ignacio Lula da Silva-, declaró culpable al diputado João Paulo Cunha, quien fue presidente del Congreso brasileño y figura importante del Partido de los Trabajadores.

Los delitos sobre los que está siendo acusado Paulo Cunha son de cohecho y malversación de fondos públicos relacionados con el proceso que se ha dado en llamar «mensalao» o la mensualidad.

Poco antes, otros cuatro habían sido sentenciados. Ellos son el empresario publicitario Marcos Valerio y sus socios Cristiano Paz y Ramón Hollerbach, acusados de peculado y corrupción pasiva, y el exdirector del Banco de Brasil, Henrique Pizzolato, acusado de corrupción pasiva, peculado y blanqueo.

Más temprano

La información de El País

Cinco años después de haber llegado la denuncia al Tribunal Supremo, Brasil espera la sentencia para cinco de los 38 acusados en el escándalo de corrupción conocido como mensalão (la mensualidad), que a punto estuvo de costarle el cargo al presidente Luiz Inácio Lula da Silva en 2005. Se trata del supuesto desvío de fondos públicos para sobornos en el Congreso y financiación ilegal de campañas electorales, que implica al Partido de los Trabajadores.

El proceso está siendo un reto para los 11 magistrados del Supremo, que el día 2 de agosto iniciaron la vista con el mayor número de acusados en la historia del tribunal, y que ha generado 45.000 páginas de sumario.

Uno de los cinco acusados que van a ser sentenciados es el diputado João Paulo Cunha, expresidente del Congreso y figura importante del Partido de los Trabajadores, al que se le acusa de los delitos de peculado (desvío de fondos públicos), blanqueo de dinero y corrupción pasiva. Con él recibirán su sentencia el empresario publicitario Marcos Valerio y sus socios Cristiano Paz y Ramón Hollerbach, acusados de peculado y corrupción pasiva, y el exdirector del Banco de Brasil, Henrique Pizzolato, acusado de corrupción pasiva, peculado y blanqueo.

En realidad, excepto Cunha, que cuenta por ahora con cuatro votos condenatorios y dos absoluciones, los otros cuatro ya pueden considerarse condenados, ya que seis de los 11 magistrados han votado a favor de su condena. Los demás magistrados emitirían su voto durante la tarde (noche en España).

La mayor incógnita es la votación sobre el expresidente del Congreso, ya que se trata del primero de los políticos que recibirá sentencia, cuyo resultado podría influir sobre la absolución o condena del resto de los políticos acusados. Entre ellos se encuentra toda la cúpula del Partido de los Trabajadores en 2005 y el exministro de la Casa Civil, y expresidente del partido, José Dirceu, que era entonces la mano derecha de Lula y que ha sido acusado por el fiscal general y por el relator del Supremo de ser el “responsable intelectual” del escándalo de corrupción, a pesar de que existen pocas pruebas concretas. Él siempre se ha declarado inocente.

La mayor preocupación del Partido de los Trabajadores y del expresidente Lula es que el Supremo, en sus primeras sentencias, se está inclinando sobre la tesis de que se trató de desvío de “dinero público”, algo que siempre fue negado por el PT, que admitió solo que se había tratado de recursos de empresas privadas para financiar las campañas electorales.

El desvío de dinero público, supone un delito penal, mientras que el desvío de dinero privado, aunque ilícito, está contemplado en Brasil solo como “delito electoral”, castigado con una multa.

Foto: folha.uol.com.br