miércoles, 29 de agosto de 2012

En Brasil se autorizó el matrimonio civil de un hombre y sus dos mujeres

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Como sabemos, en la sociedad occidental está reconocido el matrimonio entre dos personas y en algunos lugares, también el matrimonio entre personas del mismo sexo.

¿Pero un matrimonio de tres? Eso no se había visto hasta hoy, cuando una autoridad en Sao Paulo, Brasil, consumó la unión civil entre un  hombre y sus dos mujeres.

De Brasil ya conocíamos el caso de Doña Flor y sus dos maridos, excelente film protagonizado por la actriz brasileña Sonia Braga. Pero era una relación entre tres, prácticamente onírica, no real.

Ahora, ¿qué va pasar? ¿Se cambiarán definitivamente las leyes? ¿La poligamia pasará a ser legal?

La información de El Mundo.es

Un ‘matrimonio’ civil entre tres personas en São Paulo ha abierto el debate en la sociedad brasileña sobre el concepto de familia.

Toda la polémica comenzó a raíz de que un hombre y dos mujeres, que vivieron juntos durante tres años, registraran su unión en el mes de mayo. Sin embargo, no se hizo público hasta tres meses después de la publicación en el Boletín Oficial del Estado.

«La declaración de la unión es una forma de garantizar los derechos de la familia entre ellos«, dice Claudia Domingues, la abogada y notaria de la ciudad de Tupa que efectuó el registro.

Una ‘unión poligámica’

Domingues, que utilizó el término «unión poligámica», considera que al no haber ninguna ley en la Constitución brasileña que impida a más de dos personas vivir como familia, fue posible llevar a cabo la unión civil. «El modelo descrito por la ley es de dos personas. Pero en ningún lugar está diciendo que es un crimen constituir una familia con más de dos. Yo trabajo con eso, con la legalidad. Así, el documento me parece muy aceptable. Es un contrato declaratorio, no estoy casando a nadie», dice Claudia en declaraciones recogidas por BBC.

El jurista Nathaniel Santos Batista Júnior, quien guió al trío en la redacción del documento, explica en ‘O Globo’ que la escritura, primer documento de este tipo en el país, es importante para garantizar los derechos del trío en caso de separación o muerte de un compañero.

El documento funciona como una sociedad patrimonial, según el presidente de la Asociación de Abogados de Marilia, Tayon Berlanga, quien afirma que por tanto, no contiene todos los derechos de la familia. «Se autoriza al trío con respecto a la división de los bienes en caso de separación o muerte. Sin embargo, no garantizan los mismos derechos que una familia tiene. Por ejemplo, como recibir los subsidios por fallecimiento u obtener un préstamo en el banco para la compra de la vivienda», añade.

La identidad del trío no ha sido revelada, ya que han preferido no hacer declaraciones. Sin embargo, ya tienen una cuenta corriente abierta como familia «porque la escritura lo permite, la ley no lo prohíbe y el banco aceptó». Al tratarse de una declaración de intenciones, corresponde a empresas, agencias gubernamentales y tribunales, en el caso de recursos y demandas posteriores, decidir si aceptan el documento o no.

‘Tres son multitud’

Sin embargo, parte de la sociedad no acepta el concepto, por considerarlo inmoral. Otros juristas, lo rechaza en términos legales y sostienen que la familia sólo puede ser constituida por una pareja.

La legislación brasileña ha llegado a aceptar la unión entre personas del mismo sexo, según la sentencia del Tribunal Superior Federal. Pero consideran que tres, ya es demasiado.

La abogada Regina Beatriz Tavares da Silva, presidenta de la Comisión de Derecho de Familia del Instituto de Abogados de São Paulo y doctora en la misma especialidad en la USP, considera el documento «un absurdo». Para ella, las cláusulas del documento (comunidad de bienes, separación, derechos y responsabilidades hasta los niños en común), tienden a ser rechazadas por empresas y proveedores de servicios, como aseguradoras, así como por tribunales.

Para José Carlos de Oliveira, profesor de derecho y doctor de la Universidad Estatal Paulista, el documento va en contra de la Constitución, ya que esta recoge el matrimonio como la unión entre dos personas únicamente, sean heterosexuales u homosexuales.

Cuestión de moralidad

La sociedad brasileña no ha quedado ajena al debate. La polémica sobre los límites en la definición de familia ha creado controversia más allá de los matices legales.

«En Brasil todavía se piensa mucho individualmente: Si no es bueno para mí, no es bueno para nadie. No quiero eso pero ellos no me afectan, si son tres o cinco. Me afecta, por ejemplo, cuando pretenden tener un matrimonio maravilloso pero tienen dos o tres amantes», sentencia Claudia en BBC.

Da Silva considera que la sociedad y la judicatura no aceptarán este tipo de familia ya que lo consideran una promiscuidad. Para la notaria, los individuos son los que imponen límites con la moralidad que la legislación no contempla.

Foto:  mibahia.net / solocineweb.com.ar