jueves, 30 de agosto de 2012

¿Qué incluye una hipoteca en Canadá?

Publicado en:
Cuentas Claras
Por:
Temas:

Edificio Montreal. Hipotecas en Canadá

Parte III

Antes de empezar a hacer shopping de nuestra primera casa es muy importante saber de qué está compuesta una hipoteca.

Los componentes son:

El pago inicial de nuestra hipoteca va a definir el costo de interés y capital en el futuro. Una hipoteca convencional requiere un 20% de pago inicial. Es posible hacer un pago inicial del 5%, 10, o 15%, pero de esta manera hay que pagar un costo adicional de 1% a 3% del monto de la hipoteca, es un seguro que se tiene que pagar como respaldo para la institución financiera por medio de la CMHC (Canadá Mortgage and Housing Corporation).

Recomendación de la semana: Si uno está cerca del 20% del pago inicial, es muy recomendable  hacer todo lo posible para llegar a ese 20% para no tener que pagar ese costo adicional del CMHC.

Segundo, es la amortización de la hipoteca. Con los cambios en las leyes a nivel hipotecario del gobierno de Canadá del verano del 2012, el periodo máximo de amortización es de 25 años. Este es el tiempo que tenemos para pagar el total de nuestra hipoteca, lo que no quiere decir que no lo podamos pagar antes de esos 25 años, y de esa manera economizar en intereses. Con los nuevos cambios de leyes se puede refinanciar una hipoteca hasta el 80% del valor de la propiedad. Ejemplo: valor de la propiedad $400,000, el máximo que podemos refinanciar es $320,000. (400,000 x 80%= 320,000).

El tercer punto importante es el término de la hipoteca, que puede ser de 1, 3 y 5 años, los más usados son 3 y 5 años. Esto quiere decir que cada 3 o 5 años, dependiendo cuál elijamos, tenemos que renegociar con nuestra institución financiera, o con otra institución, el interés del nuevo término.

El cuarto punto importante es el interés de una hipoteca, que puede ser fijo o variable. Con un interés fijo el interés va a ser el mismo hasta que finalice el término de la hipoteca. Con un interés variable, uno puede obtener un interés más bajo, pero este puede cambiar dependiendo las fluctuaciones del mercado. En síntesis, un interés fijo es más fácil de manejar, pero tiene un costo asociado. Un interés variable puede ser mejor en algunos casos, pero no es garantizado.

Por último, hay hipotecas abiertas e hipotecas cerradas. Con las hipotecas abiertas, que no son las más comunes, podemos hacer pagos extras sin penalidades. Con hipotecas cerradas, las más comunes, tenemos nuestros pagos mensuales definidos, los cuales podemos doblar sin ninguna penalidad, y podemos hacer un pago del 15% extra anual sin ninguna penalidad.

Cada situación financiera personal es muy diferente. Por eso es muy importante determinar todas estas variables con un profesional, para poder elegir la hipoteca correcta para su caso en particular.

Para terminar voy a ilustrar una hipoteca ficticia, donde se van a ver reflejados todos los componentes previamente mencionados.

Ejemplo:

Hipoteca de $275,000 (año 2012)

Pago inicial 20%: $275,000 x 20%= $55,000 de pago inicial.

Amortización 25 años (empieza en el 2012 termina en el 2037)

Término 5 años (se renueva la hipoteca en el 2017)

Tasa de interés fija del 3,29%

Hipoteca cerrada (pagos mensuales fijos, con la posibilidad de hacer el doble del pago fijo mensual, más un 15% extra anual)

Por cualquier consulta no duden en mandar un email a pablo.abriani@noticiasmontreal.com o a pablo.abriani@investorsgroup.com o por teléfono al 514-825-8652.

Foto: Pablo A. Ortiz – Noticias Montreal