sábado, 1 de septiembre de 2012

Juan Manuel Santos nombra su nuevo gabinete. Ingresa Fernando Carrillo exministro de Gaviria

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Dos semanas le tomó al presidente colombiano Juan Manuel Santos rediseñar su nuevo gabinete de gobierno. En general, no ha habido grandes cambios, sólo salieron definitivamente cuatro, que podría decirse eran los últimos uribistas que quedaban en el gobierno. El jefe de Estado ha logrado un aceptable equilibrio entre las fuerzas políticas que lo apoyan. Se debe destacar la presencia de Fernando Carrillo, quien fuera ministro de Justicia de César Gaviria, en la importante cartera del Interior y la ratificación de María Ángela Holguin en Relaciones Exteriores. Ambas, fichas o cercanas al Partido Liberal.

La información de Semana.com

Después de dos semanas de consultas internas, Santos mantuvo en la ‘cancha’ a doce de sus ministros, aunque dos de ellos, Federico Renjifo y Mauricio Cárdenas Santamaría, cambiaron de posición.

El presidente decidió sacar del ‘terreno de juego’ a cuatro de ellos, Juan Carlos Echeverry, Beatriz Londoño, Miguel Peñaloza y Frank Pearl, aunque algunos de ellos podrían reforzar otras posiciones. Los refuerzos para el segundo tiempo fueron Fernando Carrillo, Cecilia Álvarez, Alejandro Gaviria y Juan Gabriel Uribe.

El relevo ministerial tiene varias lecturas. Políticamente, el presidente dejó contentos a todos los partidos que hacen parte de la coalición de la Unidad Nacional.

Tras los movimientos en la nómina titular para el segundo tiempo, el Partido Liberal es uno de los más satisfechos. Después de doce años vuelve al ministerio de mayor jerarquía del gabinete, la cartera del Interior. Fernando Carrillo, quien fuera ministro de Justicia del gobierno de César Gaviria, y uno de los promotores de la iniciativa popular que concluyó en la Constitución del 91, la séptima papeleta, se venía desempeñando como director de la agencia de defensa jurídica de la Nación. La última vez que un integrante del Partido Liberal había ocupado el ministerio del Interior fue Horacio Serpa, en el gobierno de Ernesto Samper.

“Destacamos el nombramiento de Fernando Carrillo como ministro del Interior. Estamos seguros de que va a hacer una gran gestión en esta cartera, Fernando Carrillo va a mejorar de manera fluida el diálogo con el Congreso y las regiones de Colombia”, fue la primera reacción del jefe del Liberalismo, Simón Gaviria.

Rafael Pardo, exjefe único del Liberalismo, se mantuvo en el Ministerio del Trabajo, uno de los más trascendentes del segundo tiempo y que tiene el reto de mantener la tendencia de la reducción del desempleo. Los liberales también se sienten “muy identificados” con la canciller María Ángela Holguín, quien ha acompañado al presidente Santos en el manejo de las relaciones exteriores desde el 7 de agosto del 2010.

Una semana atrás, los conservadores andaban preocupados. La salida del gobierno de quien consideraban una de las figuras de la cancha en el primer tiempo, el saliente ministro de Hacienda Juan Carlos Echeverry, los puso a pensar en que su presencia en el gabinete podría reducirse.

El presidente de la colectividad, el senador Efraín Cepeda, había reivindicado su papel en la Unidad Nacional y por eso reclamó mantener la presencia de conservadores en el gabinete. El Partido Conservador sigue con tres ministros: Juan Camilo Restrepo, en Agricultura; Mauricio Cárdenas Santamaría, en Hacienda; y Juan Gabriel Uribe, actual director del diario conservador El Nuevo Siglo, como nuevo ministro de Medio Ambiente.

El tono de preocupación de Efraín Cepeda cambió en una semana. Pues tras conocer estos movimientos, el presidente conservador lo celebró.

“El nombramiento del Juan Gabriel Uribe se constituye en un reconocimiento a la trayectoria histórica que el Partido Conservador ha mantenido, como impulsor de las principales políticas ambientales en Colombia. Desde el gobierno del presidente Misael Pastrana, con la expedición del primer decreto ambiental, pasando por importantes y revolucionarias propuestas como las que a su turno realizó Álvaro Gómez Hurtado frente a la importancia del agua, y las impulsadas durante los gobiernos conservadores de Belisario Betancur y Andrés Pastrana, se convirtieron en su momento en referentes para varios países de la región”, dice Cepeda.

La U, el partido de gobierno, sostuvo su representación, aunque perdió la cartera del Interior. Mantuvo el Ministerio de Comercio Exterior con Sergio Diazgranados. Y en teoría, dos de los hombres de la entraña de Santos son identificados como representación de este partido: Federico Renjifo, nuevo ministro de Minas, y Juan Carlos Pinzón, quien tiene la cartera de Defensa.

Los otros integrantes de la coalición, Cambio Radical y el Partido Verde, también están satisfechos. El considerado jefe natural de los primeros, Germán Vargas Lleras, fue uno de los intocables y continúa en la ejecución de la promesa de las 100 mil casas gratis para los más pobres de los pobres. Los verdes, también de plácemes por el ingreso de Luis Eduardo Garzón para manejar el tema del diálogo social, que el propio presidente le dio la trascendencia de cartera ministerial.

Beatriz Londoño y Miguel Peñaloza, quienes eran considerados como los últimos ‘uribistas’ del gabinete, salieron del gobierno. La salida de Londoño había sido reclamada en el Congreso por la mayoría de partidos políticos, incluido La U, producto de la crisis del actual sistema de salud. La suerte de Peñaloza en la cartera de Transporte se selló cuando los organismos de control le abrieron una investigación para determinar si por su condición de servidor público habría favorecido a una empresa de su entorno familiar en la adjudicación de contratos del Estado.

Tres expertos en paz en el gabinete

La teoría de que la crisis ministerial había sido motivada por la decisión de presidente de buscar un equipo “más vinculado con el tema de la paz”, como lo dijo la ratificada ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, puede quedar confirmada con el nuevo gabinete.

¿Por qué? En el equipo de gobierno para el segundo tiempo hay tres funcionarios que cuentan con este perfil.

Rafael Pardo, ministro de Trabajo, fue consejero presidencial para la Paz en el gobierno de Virgilio Barco, lideró procesos de paz con los grupos guerrilleros M-19, EPL, PRT y el Movimiento Armado Quintín Lame, lo cual llevó a la desmovilización y reinserción civil de más de 5.000 combatientes. Durante el gobierno de César Gavria fue uno de los que participó en los diálogos con las FARC de Casa Verde.

Juan Gabriel Uribe fue consejero de paz en el gobierno de Andrés Pastrana durante el proceso de paz del Caguán. El presidente Santos ha dicho que en esta fase de “conversaciones exploratorias” no se cometerán errores del pasado, los cuales puede conocer a la perfección el propio Uribe Vegalara.

Aún no se confirma si Frank Pearl, pese a su salida del gabinete, continúa en el gobierno en el tema de la paz. En días en los que le han pedido al gobierno reactivar la figura del Comisionado de Paz, Pearl fue el último funcionario que ocupó ese cargo durante los últimos meses del gobierno de Álvaro Uribe, cuando le correspondió la coordinación de varias de las liberaciones unilaterales de secuestrados promovidas por las FARC.

Foto: plazapublica.com.gt