lunes, 3 de septiembre de 2012

Belfast: viejas rencillas se avivan. Protestantes y católicos se enfrentan

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

En la ciudad de Belfast, capital de Irlanda del Norte, con apenas 310.000 habitantes, protestantes y católicos volvieron a enfrentarse, por segundo fin de semana consecutivo. La policía acudió a separarlos y recibió la peor parte, pues 47 de ellos quedaron heridos.

Estas rencillas nos hacen recordar la violencia y las numerosas pérdidas de vidas humanas que sufrió Irlanda durante años. Una extraña mezcla de religión con independentismo fue el caldo de cultivo que alimentó estas luchas. Por un lado los unionistas, de religión protestante, partidarios de mantener los lazos con la Gran Bretaña; y del otro los republicanos irlandeses, mayoritariamente católicos, partidarios de la independencia de la provincia.

El reporte de EFE

Cuarenta y siete policías resultaron heridos en Belfast al enfrentarse la pasada noche con jóvenes católicos y protestantes en una zona del norte de la capital de Irlanda de Norte, según confirmó la Policía norirlandesa (PSNI).

Los disturbios comenzaron este domingo cuando una marcha organizada por una banda de música afín al partido Sinn Fein, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), atravesó el barrio protestante de Carlisle Circus.

Según fuentes policiales, unos 350 unionistas se dieron cita en ese lugar y, tras el desfile, jóvenes de ambos bandos se lanzaron piedras, bombas incendiarias y otros objetos, mientras las fuerzas de orden trataban de separarlos.

Atrapados entre las dos líneas de fuego, los agentes de la PSNI fueron atacados por las dos facciones.

Cuatro agentes fueron trasladados a un hospital cercano, aunque solo uno permanece hoy hospitalizado, mientras otros 43 policías fueron tratados de sus heridas sobre el terreno.

En un comunicado, el superintendente de la PSNI, George Clarke, dijo sentirse «enfurecido y triste» por la violencia empleada contra sus hombres, a los que felicitó por «su tremendo coraje».

En respuesta a los ataques, la PSNI utilizó un cañón de agua para dispersar a los manifestantes y la normalidad regresó a la zona a primeras horas de la pasada madrugada, según un portavoz policial.

Al parecer, la ruta de esta marcha republicana había sido aprobada por la Comisión de Desfiles, pero la PSNI no había recibido notificación alguna sobre la organización de una protesta unionista.

No obstante, los medios locales indican que la tensión ha ido creciendo desde que el fin de semana anterior se registrasen enfrentamientos en esta misma zona tras una marcha protestante.

Foto: 24horas.cl