miércoles, 5 de septiembre de 2012

Jean Charest renunciará en las próximas horas. Breve perfil del primer ministro saliente

Publicado en:
Canadá
Por:
Temas:

Jean Charest Elecciones Quebec

Vencido en su propia circunscripción, el primer ministro saliente, Jean Charest, anunciará su renuncia esta tarde en la Asamblea Nacional, según informa Radio-Canada.

Charest, de 54 años de edad, comenzó su carrera política cuando tenía 26 años. Fue elegido diputado federal del Partido progresista-conservador a esa misma edad y fue reelegido en tres oportunidades. Fue ministro de Estado para la Juventud a los 28 años, durante el gobierno de Brian Mulroney, siendo el miembro más joven del consejo de ministerios de Canadá.

El punto cumbre de su carrera federal fue su rol en el futuro del acuerdo de Lac Meech. El gobierno de Robert Bourassa impuso cinco condiciones para hacer la Constitución de Canadá “aceptable” para Quebec.

Charest estuvo comandado por Mulroney para aportar las modificaciones, lo cual hizo.

Para muchos québécois, Jean Charest es el responsable de haber diluido el acuerdo del Lac Meech para hacerlo aceptable a los opositores del resto de Canadá, haciéndolo insignificante para Quebec.

Otro punto resaltante de su carrera federal ocurrió cuando era ministro federal de Condición Física y de Deportes. En ese entonces, el hoy primer ministro saliente llamó a un juez para presionarlo. Debió renunciar a su cargo en 1990.

Cuando se reintegró al gabinete, dirigió el ministerio federal del Ambiente en tiempos de la Cumbre de la Tierra Río 1992. Esto le dio cierto aire ecológico que siempre disfrutó, sobre todo, en los últimos años. Siempre se le escuchó defender el Protocolo de Kioto, cuando el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, decidió dejarlo.

Jean Charest hizo el salto a la política provincial cuando se convirtió en líder del Parti Libéral du Québec en 1998. Fue elegido como diputado de Sherbrooke y fue entonces el jefe de la oposición oficial en la Asamblea Nacional.

En 2003 fue elegido como primer ministro de Quebec y su gobierno fue reelegido (con minoría) en 2007 y en 2008 (con mayoría).

Después de tres mandatos y nueve años en el poder, en Quebec, quiso dejar como base el Plan Nord, un símbolo de desarrollo minero y forestal que también comprende una violación de protección del territorio. La suerte del mencionado plan es desconocida con la elección  del gobierno minoritario del PQ.

Durante sus últimos años como líder del gobierno québécois, ha tenido que enfrentar acusaciones de colusión y de corrupción. Resistió a la presión popular antes de crear la Commission Charbonneau para investigar la industria de la construcción de la provincia.

La crisis estudiantil de Quebec fue también su lanza en el pecho,  pues aunque comenzó como un movimiento juvenil de denuncia ante el alza de las matrículas estudiantiles, fue creciendo y, con él, los deseos de cambio.

Foto: Captura de pantalla – Radio Canada

Con información de Le Huffington Post Québec.