jueves, 6 de septiembre de 2012

El magisterio inicia huelga en Perú. En Lima se registran enfrentamientos entre profesores

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Se inició hoy en Perú una huelga general indefinida de los profesores de colegios públicos del país, que están agrupados al sindicato Sutep y miembros de la Confederación Nacional de Trabajadores, CGTP.

Dentro del marco de esta huelga, hubo una gran marcha de los profesores por las principales calles del centro de Lima, con dirección hacia el Congreso de la República. Pero en un punto de su recorrido  fueron interceptados por otro grupo de profesores que pertenecen a la facción separada de esa organización, conocida como Sutep-Conare y cuya dirección es mucho más radical que la otra.

A lo largo de varias cuadras ambos grupos se fueron insultado y propinándose golpes e intercambio de objetos, resultando algunos profesores con heridas al parecer no graves.

El gobierno a través del ministro del ramo declaró que la huelga es ilegal y amenazó con descontar los salarios de los maestros que no asistan a dar sus clases.

La información de La República .pe

«Ahora que digan que somos minoría», coreaban los maestros del Sutep cuando la cabeza de la masiva movilización llegaba al cruce de las avenidas Abancay y Nicolás de Piérola. La consigna iba directamente para las bases del Sutep-Conare, la otra facción radical de maestros contrarios al Sutep, que respondieron esta alusión gritándoles «traidores, traidores». De pronto se desató el caos y comenzó una interminable lluvia de botellas de plástico y patadas a lo largo de dos cuadras de la avenida Abancay.

De esta forma transcurrió parte del primer día del paro indefinido convocado por el Sutep, el gremio mayoritario de maestros, que exigen un aumento general de sueldos, al margen del proyecto de Ley de Reforma Magisterial. La medida de fuerza se cumplió también con marchas en otras regiones del país. Fueron más de 10 mil maestros los que ayer abandonaron las aulas para recorrer las calles del centro de Lima en este primer día de paralización. El propósito: llegar al Congreso para pedirle al presidente de este poder del Estado que facilite el diálogo con el Ejecutivo.

La marcha se realizó en forma pacífica –aunque generó intenso tráfico– por la plaza Dos de Mayo, Alfonso Ugarte, Grau y las primeras cuadras de la avenida Abancay, hasta que se cruzó con el Sutep-Conare, a la altura del Parque Universitario. Este grupo de maestros, cercanos a Robert Huaynalaya, se concentró en este punto e irrumpió en la marcha, con la idea de colocarse a la cabeza de la protesta.

Frente a ello el Sutep ocupó el carril contrario de la avenida Abancay, tratando de avanzar, casi corriendo, en medio de la avalancha de botellas plásticas, puñados de tierra y objetos contundentes que lanzaban a sus oponentes. Solo llegaron hasta el cruce con el jirón Ucayali pues ahí fueron interceptados por otro grupo del Sutep-Conare que se lanzó contra los dirigentes de la protesta como el secretario general del Sutep, René Ramírez, y Mario Huamán, secretario general de la Confederación Nacional de Trabajadores del Perú (CGTP).

En este punto se produjo la mayor confrontación, sin que la policía intervenga para separarlos. Los afiliados al Sutep intentaban despejar el camino para continuar con la marcha pero la facción del Sutep-Conare se resistía a dejarlos pasar, golpeando con los palos de sus banderas. Ambos grupos se gritaban a sí mismos «el Sutep es uno solo» y «traiciona el que divide«.

En medio de ese pugilato, la dirigencia del Sutep tuvo que retirarse por el jirón Ucayali, bajo un resguardo policial. Ahí fueron heridos la regidora de la Municipalidad de Lima, la profesora Olga Morán, quien terminó con una fisura en el brazo, y otros cuatro profesores por impactos de piedra en la cabeza.

Mientras la comisión de dirigentes iba camino al Congreso, la policía se replegó en la zona, en tanto ambos grupos siguieron enfrentándose en forma verbal e incluso a puño limpio.

La mayoría de maestros que participaron de la protesta reprochó este incidente. Intentaban contener los enfrentamientos censurando el uso de la violencia y la señal de división que ello genera cuando recién empieza su protesta. «El enemigo es el gobierno», les decían a sus colegas del Conare. Luego optaron por retirarse en forma pacífica hacia la plaza San Martín.

DIÁLOGO A ALTO NIVEL

En los principales colegios de Lima como el Fanning y el Alfonso Ugarte se notó el ausentismo mayoritario de maestros. Las puertas de ambas instituciones se abrieron a las 7 de la mañana para permitir el ingreso de los estudiantes, aunque fueron pocos los que asistieron a clases.

René Ramírez, secretario general del Sutep, calificó el primer día de paro como un éxito por la masiva presencia de docentes en la marcha. La evaluación de este gremio señala que en la mayoría de regiones del país, incluida Lima,  más del 80% de maestros acató la medida de fuerza.

«Se debe escuchar a los más de 350 mil maestros que salimos a las calles por una remuneración justa, pero también en contra de los niveles y la nueva escala salarial que presentó la ministra. Eso ha exacerbado el ánimo de los maestros que no ven un aumento; por el contrario, se ha eliminado el 30% por preparación de clases», refirió.

Ramírez dijo que persistir en la huelga no es una medida intransigente y que tampoco rehúyen al diálogo, pero plantean que este se dé en una mesa en la que participen los titulares de los sectores Educación, Trabajo y Economía. «La duración de la huelga dependerá del gobierno», sentenció.

MEDIDA ES LEGÍTIMA

Frente al anuncio de descuentos efectuado por el Ministerio de Educación para quienes se sumen a la huelga, Ramírez respondió que su medida de fuerza es legítima y que un descuento agravará la situación económica de los maestros que tienen sus sueldos “comprometidos para pagar los préstamos que les permiten llegar a fin de mes por sus bajos sueldos”.

EN PROVINCIAS

El paro nacional se cumplió también con movilizaciones en la mayoría de regiones del país, con excepción de aquellas bases que controla el otro Conare que dirige Efraín Condori. Este sector de maestros levantó su huelga indefinida el 21 de agosto, luego de dos meses de paralización.

En Lambayeque los maestros marcharon por las calles de Chiclayo y tuvieron conatos de enfrentamiento con una reducida facción de agremiados al Conare. Ambos grupos marcharon juntos por algunas calles de la ciudad pero, cuando la facción afiliada al Sutep cambió de rumbo, los del Conare intentaron impedirlo. Se acusaban mutuamente de haber distorsionado la lucha del magisterio.

Los maestros del Sutep también se movilizaron en La Libertad, Piura y Tumbes, mientras que en Chimbote los manifestantes tuvieron choques   con la policía que intentó impedirles   el ingreso hacia la avenida Gálvez.

En Arequipa, bajo un sol radiante, miles de maestros llegaron hasta la Plaza de Armas en movilización pacífica. Allí se escuchó el testimonio   de jubilados que contaron cómo   fueron sus luchas para conseguir los beneficios que, según dicen, el proyecto de Reforma Magisterial quiere desconocer.

En el Cusco, Puno, Apurímac y Ayacuch  o, bases que participaron en la huelga del Conare de Efraín Condori, no hubo paro, tal como lo anunciaron sus dirigentes.

Marco Prieto,   director regional de Educación del Cusco,   sostuvo que el 90% de maestros asistieron a las instituciones educativas para laborar con normalidad.

HUELGA FUE PARCIAL, SEÑALA EL EJECUTIVO

El viceministro   de Gestión Pedagógica, Fernando Bolaños, aseguró que el paro del Sutep fue acatado en forma parcial y que se garantizará la seguridad de los maestros y alumnos que continúen con el dictado de clases.

Desde el   colegio Miguel Grau en Magdalena,   donde hubo clases con la totalidad de sus maestros, señaló, el 60% de profesores en Lima no se plegaron a la huelga.

«Hemos coordinado con el Ministerio del Interior  y la Fiscalía para que se asegure su derecho a  trabajar (de los maestros), pero también el derecho de los niños a estudiar”, refirió.

Anunció que el Ministerio de Educación habilitó las líneas gratuitas 0800-00-018 y 0800-13-68 para que los padres de familia reporten los colegios  donde hay dificultades y así, en  coordinación con las autoridades, se facilite el reinicio de clases.

Insistió en que el camino para  el aumento de sueldos es el proyecto de Ley de Reforma Magisterial. Los maestros recibirán entre 100 y 200 soles de aumento.

CLAVES

¿Otro paro?  En respaldo a la huelga  del Sutep y para exigir mejoras salariales, los educadores de los Institutos Superiores y Pedagógicos evalúan realizar un paro preventivo de 24 horas.

Sueldos.  Reclaman un aumento por el monto necesario para que el sueldo sea igu al al que percibiría un profesor de nivel V en la nueva ley, que oscila entre S/.2,239 y S/.3,731.

EN CIFRAS

350 mil son los maestros públicos en el país.

60% de maestros no acató la huelga en Lima, según el Ministerio de Educación.

Fotos: larepublica.pe