viernes, 7 de septiembre de 2012

Hermano de una de las víctimas es el principal sospechoso de la masacre de Alta Saboya francesa

Publicado en:
El Mundo
Por:
Temas:

Según la fiscalía francesa, el posible móvil que provocó la matanza en la región de Alta Saboya, sería una disputa familiar entre el jefe de la familia -un iraquí residente en Gran Bretaña- y su hermano, por motivos de dinero.

Se informó, también, que Saad Al-Hilli huyó de Irak en 1970 por razones políticas y que es una persona «conocida» por los servicios secretos británicos.

En otro despacho procedente de Le Monde, el hermano de Saad, de nombre Said, se presentó  ante la policía británica, alegando que era inocente de la muerte de sus familiares.

El País

La investigación de la muerte de cuatro personas en Chevaline, cerca del lago Annecy, en la Alta Saboya francesa, va a centrar sus pesquisas en el problema económico que tenían una de las víctimas, Saad al Hilli, y su hermano, posible móvil que desencadenó la matanza. «Parece que había un litigo entre los dos hermanos por motivos económicos», ha informado el fiscal de la República de Annecy, Eric Maillaud. «Es una información seria que proviene de la policía británica«, ha declarado Maillaud a la agencia de noticias AFP. «Hay que interrogar al hermano profundamente. Trataremos cada pista meticulosamente», ha continuado el fiscal.

El asesino o asesinos dispararon a las cuatro víctimas mortales en la cabeza, según informó previamente Maillaud en la cadena televisiva TF1. “La autopsia que se practicará este viernes nos dará más pistas de las circunstancias en la que murieron”, aseguró.

“Todas las víctimas fueron alcanzadas por más de una bala”, aseguró el fiscal, quien calificó la matanza de “extremadamente salvaje”. Según el fiscal, el hecho de que todas las balas entraran por las ventanillas del vehículo donde fueron hallados tres de los cadáveres y ninguna percutiera contra la carrocería indica que el tiroteo no fue indiscriminado y que tenía un objetivo.

En cuanto a cómo pudo salvarse la niña de cuatro años que sobrevivió al tiroteo, Maillaud explicó que permaneció “completamente invisible” bajo la falda de su madre, en el asiento trasero. “Estaba muy contenta cuando la encontraron los investigadores. Inmediatamente preguntó por su madre”, señaló el fiscal. “Lo único que dijo fue que oyó ruidos y gritos y que estaba asustada”. Además de la niña de cuatro años, otra, de seis o siete, fue encontrada fuera del vehículo herida de gravedad en la cabeza. Su vida no corre peligro.

Tres de las víctimas, un hombre y dos mujeres, los que fueron encontrados en el coche, serían miembros de una misma familia, posiblemente británica. Una fuente policial francesa, citada por AFP, asegura que el varón muerto es Saad Al-Hilli, de origen iraquí, huido de su país en 1970 por motivos políticos. Según publica la web del Daily Mirror, el hombre sería conocido de los servicios secretos británicos.

AFP apunta a que las otras dos víctimas mortales halladas en el vehículo serían su mujer, Iqbal, que llevaría pasaporte iraquí, y su suegra, de 74 años y con pasaporte sueco. Las dos niñas supervivientes serían, según estas fuentes, las hijas de la pareja. Además de estos tres muertos, en la zona se halló un cuarto cadáver, el de un ciclista francés identificado como Sylvain Mollier que pasaba por la zona.

Foto: Afp